1, 2, 3 AL AGUA

Ahora nos viene una época difícil, de hecho ya estamos en ella desde hace varios meses, sobrevuela principalmente la incertidumbre y el miedo. En algunos casos también hablamos de parálisis, soledad, tristeza, rabia, frustración, apatía, desconexión…. Este periodo difícil lo hemos de transitar, no nos queda otra que pasarlo. Como cuando nos tiramos a la piscina o al mar y aguantamos la respiración bajo el agua. Ahí estamos ahora, conteniendo la respiración. Imaginemos que estamos atravesando aguas frías y eso no siempre es fácil, podemos tener frio y miedo, tampoco no sabemos cuanto tiempo nos aguantará la respiración, si llegaremos al final, ni siquiera sabemos donde está el final.

Podemos ir saliendo a coger aire de vez en cuando, una videollamada con amigos, con familia, un paseo cerca de casa, ejercicios al aire libre, ese curso que nunca tenía tiempo de hacer. Aunque nos sabe a poco pero ahora sabemos que toca esto, que todos aguantemos la respiración, que llevemos la carga de estos meses como podamos, en algunos casos peor y en otros casos mejor. Depende también de como nos hayamos entrenado hasta ahora tendrás más o menos capacidad para aguantar la respiración, por eso están saliendo muchos malestares, porque habían algunos acumulados que no se les hacía caso. Y para coger aire bien necesitamos toda nuestra capacidad.

Sólo nos queda disfrutar de los pequeños detalles del presente que tenemos, de esos momentos vividos que ahora valen un tesoro. Que esta desconexión del mundo no nos desconecte también de nosotros mismos. Esto pasará. Con más o menos lágrimas derramadas y habiendo pasado algunas corrientes frías que nos han atravesado hasta el alma, pero pasará. Y volverá a salir el sol.