CUESTIÓN DE DIGNIDAD

NO. Es una palabra bien simple, corta, sencilla y con significado claro, y sin embargo la más complicada de pronunciar para muchas personas. Empezamos a utilizarla desde muy niños, y no la comprendemos bien hasta los tres años, cuando nos resulta de lo más fácil dejarla clara a quién nos quiere escuchar. ¿Qué sucede después? Por qué nos cuesta tanto rechazar una invitación que no nos apetece, dejar de asumir cargas laborales que nos agotan, expresar nuestro desacuerdo en público… Walter Riso nos da en su libro ‘Cuestión de dignidad’ una explicación sencilla de todo lo que se mueve entorno a decir no, y algunas pautas claras para entrenarnos en su uso saludable.

La base es nuestra capacidad de autoestima, la raíz el respeto hacia uno mismo sabiendo diferenciar entre la asertividad y la responsabilidad a la hora de poner límites, y el egoísmo. Este libro nos da ideas para comprender la importancia de expresar nuestros sentimientos desde el reconocimiento de los propios derechos sin objetivo de dañar a los demás, desde la honestidad, y siempre gestionando las consecuencias que se generan al cambiar nuestra actitud. Trata temas como la culpa y las creencias que asumimos sobre ella, pautas para ayudarnos a asumir y reparar nuestros errores, y deshacernos del rencor que genera el comportamiento sumiso. De esta forma podemos liberarnos del papel de víctimas y asumir la parte compensada de responsabilidad sobre nuestra vida y lo que nos acontece.

También es necesario hablar de la vergüenza y su construcción social, y Riso aquí nos ayuda a comprender su origen y la importancia de la exposición al miedo de que los demás sepan de nuestros pensamientos, sentimientos e ideas.

Al final del libro, encontraremos un sencillo guion para evaluar nuestro grado de asertividad y afianzar la máxima que defiende: acepto mi esencia calibrando y trabajando en mis errores y aciertos, atravesando el miedo a comprobarlos por mí mismo. ‘SOY VALIOSO’.

Bibliografía: ‘Cuestión de dignidad’ Walter Riso. Ed. Planeta 2004