palabras de dolor ante la perdida

perdidaHay un poeta que descubrí hace un tiempo, que me inspira mucho respeto. Miquel Martí Pol. Me gusta cómo sabe poner en palabras el dolor de la perdida (que en terapia escucho, con frecuencia, la dificultad de poder hablarlo), pero a la vez con un punto de esperanza.

Aquí te pongo uno de sus poemas, el idioma original es en catalán, (en cursiva la traducción)

CALLADAMENT

(Calladamente)

Des d’aquesta aspra solitud et penso

(Desde esta áspera soledad te pienso)

Ja no hi seràs mai més quan treguin fulles

(Ya no estarás nunca más cuando saquen hojas)

els pollancs que miràvem en silenci

(los chopos que mirábamos en silencio)

des del portal de casa.

(desde el portal de casa.)

Tantes coses

(Tantas cosas)

se m’ha perdut amb tu que em resta a penes

(se me ha perdido contigo que me queda apenas)

l’espai de mi mateix per recordar-te

(el espacio de mí mismo para recordarte.)

Però la vida, poderosa esclata

(Pero la vida, poderosa estalla)

fins i tot en un ‘àmbit tan estricte

(incluso en un ámbito tan estricto)

Tu ja no hi ets i els pollancs han tret fulles,

(Tú ya no estás y los chopos han sacado hojas,)

el verd proclama vida i esperança

(el verde proclama vida y esperanza)

i jo visc, i és vivint que puc pensar-te

(y yo vivo, y es viviendo que puedo pensarte)

i fer-te créixer amb mi fins que el silenci

(y hacerte crecer conmigo hasta que el silencio)

m’engoleixi com t’ha engolit per sempre.

(me engulla como te ha engullido para siempre.)

Llibre d’absències

(Libro de ausencias)

Miquel Martí Pol

Cada persona encuentra la forma de trabajar su dolor ante la perdida. Todas son útiles si con ello se consigue expresar ese dolor, como pintar, escribir, hablar, realizar rituales, escribir cartas, poesias… En la terapia he visto muchas veces que el tiempo no cura nada, depende de lo que tú hagas con éste, y el evitar sentir no favorece el proceso de aceptación y de crecimiento.