¡Qué injusto!

imagesLa vida es injusta. De entrada es una afirmación dura, pero es la manera de relajarse ante la vida y empezar a aceptar lo que nos pasa. Muchas personas sufren mucho porque, de alguna manera, han llegado a creer que hay una balanza en algún lugar que reparte de forma equitativa los avatares de la vida. Sin poner en duda las creencias de nadie, me voy a ceñir a lo que sabemos: a las personas buenas también les pasan cosas malas ¿es injusto? Pues sí, pero también es real.

Es muy frustrante que no se nos dé lo que creemos merecer, nos arranque de la vida o de nuestros seres queridos, nos separe de las cosas que amamos. Hoy no tengo sugerencia para eso, es verdad y es un misterio que no podemos resolver a este lado de la vida. Lo único que podemos hacer es prepararnos para aceptar la frustración. No son más felices aquellos que evitan más males en su vida, sino los que los capean sin rendirse y sin dejar que afecte a su autoestima. Es cierto que a lo mejor no te lo mereces, que quizá otros lo merecían más. Pero adaptarte a las circunstancias y continuar creyendo que puede salir el sol es la única opción.

images (1)

“La vida es una eterna provisionalidad aunque nos empeñemos en vivirla como si no lo fuera.” Es algo que dijo una persona brillante que por desgracia nos ha dejado hace poco. Su pérdida ha supuesto que yo piense en escribir sobre el tema. Leí su frase y comprendí que no hay razón mayor. Carpe diem, así vivía ella. Y es lo único que tenemos, el presente y nuestros recursos. La vida no es justa demasiadas veces. No pierdas ocasión de quedarte con todo lo bueno que pueda ofrecerte.

blogger-image--1219708565