Una fórmula para ser más feliz

Ser positivo es una actitud ante la vida, supone una habilidad. Y como ya sabemos, las habilidades se pueden trabajar, mejorar y adaptar. Ser positivo no siempre significa ser optimista, hay personas que fácilmente tienen esa forma de ver la vida. Es más bien procurar levantarse desde lo que sí se tiene, desde lo que ha salido bien. Igual que nada es perfecto, todas las cosas tienen algún elemento que se puede rescatar y nos puede servir. Esta capacidad es una de las más importantes dentro de la inteligencia emocional.Inteligencia-EmocionalII1

Hay varios tipos de inteligencia, lo que nos ofrece la posibilidad de encontrar nuestro sitio y el espacio en el que nos sintamos más realizados, reconocidos y completos. Saber cuál es y trabajar para conseguirlo es el objetivo más importante que podemos tener en nuestra vida.inteli1

Las personas que mejor se adaptan a la realidad y en general son más felices son aquellas que cumplen estos puntos:

  • Reconocen sus capacidades, pasan a la acción y dan soluciones.
  • Inspiran confianza y están abiertos a las relaciones personales.
  • Saben decir no. Reflexionan antes de hablar con calma.
  • No viven en el pasado y asumen sus fracasos – es decir, aprenden de sus errores.
  • Buscan nuevas formas de vivir que se adapten a sus necesidades.
  • Tienen opiniones propias y afrontan los conflictos.
  • Están predispuestos a aprender cosas nuevas y reflexionar sobre sus conocimientos.

Piensa que igual que nada es eterno, tampoco las personas permanecemos iguales toda la vida. Cualquier momento es bueno para replantearse en qué lugar se está, si es dónde realmente quieres estar y puede que encontrar otro que te vaya mejor. No seas víctima de la procrastinación.

d73d5d81ecf522e63fd8f28c34080142