5 estilos de apego: cual es el tuyo?

apegoLa teoría del apego es una de las aportaciones más profundas y a la vez útiles del psicoanálisis, concretamente desarrollada en primera instancia por el analista John Bowlby. Se trata de una teoría que ha tenido tanto éxito y relevancia en el mundo de la psicología que muchos estudiosos y clínicos han hecho sus aportaciones.

Esta teoría nos habla de nuestra forma de relacionarnos con los demás, especialmente en situaciones de estrés emocional.

Cada uno de nosotros tiene varios estilos de apego, dependiendo de la situación en la que se encuentra y sobretodo de la persona con la que se relaciona. Pero es cierto que, dependiendo de las vivencias que hayamos tenido con nuestras primeras figuras de apego, es decir nuestros padres o cuidadores, nos acercaremos más a uno o unos estilos.

APEGO SEGURO: es el apego de quien sabe construir relaciones basadas en la confianza y la mutualidad. No significa que la persona no sufra nunca en la relación, o no se enfade, o no se sienta desilusionado o frustrado nunca. Pero lo que infunde seguridad a este apego es el hecho de que la persona confía en que los conflictos o malentendido podrán resolverse dentro del ámbito de la relación.

APEGO ANSIOSO: Típico de la persona que tolera muy mal las separaciones, malentendidos y desacuerdos, porqué no tiene la seguridad interna de que los problemas podrá resolverse dentro de la relación. Dicho de otra manera, este tipo de apego lleva a la persona a sentir que la relación está siempre en peligro de romperse. Debido a esta profunda inseguridad, la persona no encuentra la fuerza, el entusiasmo y la estabilidad suficiente para explorar el mundo y a si mismo sin depender del otro.

APEGO EVITATIVO: Este tipo de apego lleva la persona a declararse completamente independiente y a rechazar las ofertas o intentos de ayuda por parte de los demás. Son personas que no creen en la necesidad de compartir sus emociones y pedir ayuda. Es más, faltan de empatía hacía sigo mismos y los demás.

APEGO DESORGANIZADO: Es una mezcla entre apego inseguro y apego evitativo, el en que la persona vive una profunda incoherencia en su manera de relacionarse. Necesitados y demandantes de mucha atención en algunos momentos, en otros instantes se convierten en distantes o agresivos.

APEGO AISLADO: la persona està convencida de que el otro no estará allì para y con él para suportar y ayudarle en el momento de la dificultad. Para evitar esta frustración, se encierra en un mundo de fantasía que satisface sus necesidades de manera mágica sin pedir ayuda y sin interacción con el otro.

En el video a continuación los estilos de apego explicados con ejemplos muy ilustrativos por el Dr Richard Eskine: