Abusaron de mi con 9 años

Abuso infantil

“Cuando tenia 9 años abusaron de mi”. Así empieza la charla Vicki Bernadet titulada LA PREVENCION DE RELACIONES ABUSIVAS a la que asistí el pasado mes de diciembre de 2015.

Estaba organizada por la Fundació Vicki Bernadet, Bibliotecas de Barcelona, Ajuntament de Barcelona y Àrea de Drets Socials Css Franja Besòs.

 

Empezó su narración haciendo una confesión, desde una posición muy calmada, que me sorprendió bastante, nos dijo que fue abusada sexualmente desde los 9 hasta los 17 años. Cuando a los 30 años decide explicarlo, se le giró en contra y lo pasó muy mal por ello. No encontró las ayudas que necesitó. En ese momento tomo la decisión de construir la FUNDACION VICKY BERNADET, dedicada a la atención integral, prevención y sensibilización de los abusos sexuales a menores cometidos en el ámbito familiar y del entorno de confianza del niño /a . Y sonriendo nos comentó “si buscas una cosa y no la encuentras, constrúyela tú”

ESTADÍSTICAS

Lanzó una pregunta al aire: “¿sabéis cuál es el porcentaje de chicas que son abusadas? La gente empezó a dar porcentajes; una dijo 3%, otros 20, también comentaron 30, 50%” Tristemente dijo que si la gente da tantos porcentajes, es porque en general no se tiene ni idea de este dato.

Pero la realidad (según un estudio realizado en España en 1994) es que un 23 % de chicas y un 15 % de chicos son abusados sexualmente antes de los 17 años. ¿Has oído bien?, ¡¡¡¡¡ 2-3 chicas y casi dos chicos de cada 10 ¡!!!!!!!!!!!!.

Mi hijo va a una clase de 25 compañeros, por lo que, casi 5 niños/as están siendo abusados actualmente, y quizá, uno de ellos podría ser mi hijo. ¡¡¡Dicho así, da mucho más miedo esta información!!!.

En un estudio que se realizó en el año 2011 en Europa, 1 de cada 5 chicos y chicas ha sufrido un abuso antes de los 17.

¿Qué harías tú si te enteraras que le están haciendo esto a tu hija, o hijo? Esta pregunta también la realizó Vicky, y las respuestas que oye repetidamente son del tipo; “lo mataría”, “le denunciaría”, “le cortaría los testículos”…. Pero, la reflexión es, ¿por qué la gente no lo hace? Un 60 % de casos no son denunciados.

Pues Porque no es tan fácil denunciar a tu padre, a tu hermano, a tu marido, a tu amigo del alma…. Un 82-85% de las personas que realizan este acto son FAMILIARES. Has oído bien, 82% de las personas ya tiene gana la confianza del adulto, y del niño/a.

DEFINICIÓN

Sobre la definición de abuso, no han llegado a mucho consenso. Pero al final se ha acordado que es :

  • De una persona hacia un menor (entre menores también ha pasado)
  • Puede haber contacto físico o no (ya que también se ha descubierto que se puede realizar abuso on-line, por teléfono…)

El adulto no es el que ha de dictaminar la gravedad del abuso, sino el propio chico o chica. El significado se lo ha de dar la persona abusada.

Vicki nos lanzó una pregunta para reflexionar: ¿Qué es peor; ¿que un niño vea como su padre mata a su madre o ser abusado por su padre? La respuesta nos la dará el propio chico. Pero hay que tener en cuentas que en el primer caso toda la sociedad, los profesionales, familiares apoyarán al menor, se le dará soporte psicológico, emocional desde el minuto uno. Se le acompañará en su proceso. EN el segundo caso quizá nadie se entere, o sea estigmatizado, victimizado, si es denunciado deberá pasar por una valoración médica, psicológica, por un juicio,…. Eso si lo explica, porque si no lo hace guardará hacia su interior un trauma que le acompañará y marcará en su futuro.

El niño y la niña siempre nos explican que les pasa en su propio idioma. El error viene del adulto que no sabe, no puede o no quiere escuchar estas señales.

¿Qué indicadores podemos tener en cuenta?

  • El cambio de actitud y de conducta del menor. NO tiene porque volverse triste, introvertido puede también empezar a chillar, pelearse.. Es decir, se ha de tener en cuenta cómo era antes del hecho.

“no se qué le pasa, no lo reconozco” podría ser una frase que nos debería sonar a alarma

Lo primero que se ha de hacer es preguntarle “Qué le pasa?. Decirle que se le ve más triste, o enfadado… Si dice que no le pasa nada. Dedicarnos a observar si es diario, si es un día concreto de la semana… Ir acotando las posibilidades ¿Qué hace en ese dia, con quien…?

 

LO QUE NO SE HA DE HACER ES NO HACER NADA.

  • Si un chico o chica hace siempre una cosa contento y de golpe no lo quiere hacer, podría ser un indicador de que alguna cosa está pasando. Está bien hacer preguntas y respetar la respuesta

¿POR QUÉ EL SILENCIO DEL NIÑO?

El niño no se siente víctima de la situación, sino COMPLICE de una conducta que no está bien.

Es muy difícil que lo explique. Sólo tienes que pensar si tú explicas cómo le tocas los genitales a tu pareja.

Si hay dudas de un abuso se puede ir a St Joan de Deu (enBarcelona) y si son menores dependientes de la DGAIA pueden acudir a la Fundación.

 

REFLEXIÓN FINAL de Vicky;

  • En general todos hemos sufrido en nuestra vida abusos. ABUSO DE CONFIANZA. Nos han enseñado desde pequeños A” no se puede decir que no” . Desde pequeños nos formado a ser complacientes y cuando llegamos a adultos, no nos atrevemos a decir un NO directo, y si lo hacemos son con excusas.. ¡Cómo nos cuesta negarnos a tantas cosas! como; prestar dinero a un amigo que no s lo pide, decir que no a una cita con unos amigos que no nos apetece, negar hacer de canguro a tu hermano o vecino….

Por qué lo hacemos?.

Ø Vivimos en una cultura en la que no se potencia la libertad y respeto en la elección

Ø Lo hacemos por satisfacer

Ø por no tener más problemas

  • Recuerda, su cuerpo es suyo. NO le obligues a desnudarse en público y menos decir frsses del tipo “no seas tonta, que no tienes nada que ocultar. No pasa nada”…
  • No obligar a que dé besos , ni que los reciba si no quiere. Un beso es un regalo, no una obligación.

Las personas que cometen abuso utilizan las mismas frases que utilizan los padres, del tipo:

– No quiere dar un beso y se le dice “¿Qué pasa que no me quieres?

– “¿no me das un beso?, ya te lo haré yo

– “si me das un beso te doy un euro”

LA PREGUNTA MÁS IMPORTANTE ES: ¿CÓMO PROTEGERLOS?

Nosotros como madres o padres , tristemente, no podremos evitar que les pase . Pero podemos enseñarle habilidades , trabajar la autoestima, respetar sus decisiones, Al final seria no convertirlos en vulnerables en ciertas situaciones.

El depredador no tiene compasión, como el león, se comerá la cebra más débil, la más lenta, la que está herida… Intenta que tu hijo , hija no esté en esta situación.

¿Cómo conseguirlo? Respetando su propio ritmo de crecimiento, de necesidades, , dándole oportunidades de autonomía y mucha dosis de autoestima.

EN TERAPIA

Yo trabajo en terapia con adultos, y por desgracia aparece con más frecuencia de lo que querriamos esta desgarradora experiencia.

Pero tambien he podido ver cómo estas personas con un proceso de terapia lo han podido trabajar, digerir y lo han conseguido convertir en parte de su historia pasada. No se olvida , pero pasa como con las heridas; se trasforma en una cicatriz, que te acompaña toda la vida pero cuando la miras ya no duele.