Alergias I

 

Iniciamos con este artículo una serie de ellos dedicada a las alergias, trastorno muy común y que se manifiesta especialmente en las estaciones intermedias como otoño y primavera.

Los síntomas que caracterizan las alergias estacionales son comunes a muchas personas, siendo los más frecuentes tos, picor de ojos nariz y garganta, lacrimeo, conjuntivitis o nariz enrojecida por constante fricción. En las personas no alérgicas las mucosas nasales transportan las partículas que penetran desde el exterior hacia la garganta, donde se ingieren o se expulsan mediante la tos. En las personas alérgicas, por el contrario, cuando un alergeno (partícula externa) entra en contacto con la nariz se desencadena una serie de reacciones que provocan la liberación de histamina (una amina) por parte de unas células denominadas mastocitos . Estas sustancias provocan la contracción de los tejidos celulares que regulan el flujo de sangre hacia la nariz, lo que provoca la liberación de líquidos responsables de la inflamción de los senos paranasales ,la congestión nasal, estornudos, picores e irritaciones así como exceso de mucosidad,síntomas todos de la rinitis alérgica.

Generalmente el periodo de mayores trastornos alérgicos suele ser entre marzo y octubre. Los primeros alergenos en aparecer son los de los árboles (marzo-abril), seguidos por la gramineas(abril-mayo),luego los cereales (junio-julio) y finalmente las plantas herbáceas (de julio a septiembre). En el periodo otoñal son los mohos los que van a causar las reacciones alérgicas más frecuentes. La reacción alérgica al polen está causada, como hemos visto, por una respuesta inmunitaria excesiva frente a las sustancias que entran en contacto con las mucosas que, por su parte, inician la producción de histamina para combatir al ” falso enemigo”.

La prevención a nivel ambiental resulta de mucha utilidad a la hora de minimizar las crisis alérgicas. Para las alergias estacionales es aconsejable evitar los lugares abiertos con mucha presencia de pólenes y optar por lugares interiores, especialmente en los días cálidos, secos y ventilados. Algunas medidas preventivas pueden ser : reducir los paseos por el campo o en jardines o en caso de trabajos de jardinería colocarse una mascarilla.También es conveniente limitar la exposición de la ropa al exterior durante el secado y apartar alfombras, peluches y objetos que puedan acumular polvo.

Asimismo sería conveniente en un periodo previo a la proliferación de alergenos, una dieta que promoviera la depuración y limpieza de los órganos detoxificadores y de eliminación (denominados órganos emuntorios) como hígado, riñón, colon, piel o sistema linfático, así como el uso de determinados suplementos alimenticios o plantas que ayudarán a esa limpieza.

Con frecuencia en las alergias puede haber asosociado un componente psicológico, de manera que las personas que las padecen pueden sufrir también estas manifestaciones alérgicas hacia determinadas personas y/o situaciones desagradables. Las reacciones que se dan a nivel inmunitario, son comparables con intolerancias análogas a nivel psicológico. La nueva ciencia de la Psico-neuro-endocrino-inmunología muestra que el sistema inmunitario es comparable a un órgano suplementario de percepción-relación con el mundo exterior, una especie de sexto sentido. La persona puede responder al ambiente que la rodea con expresiones de agresividad que supondrán , a la vez, la implicación de los sistemas inmunitario, nervioso y endocrino. Por todo ello, la aproximación a las alergias debe ser necesariamente holística y contemplando todos las aspectos de la persona que interactuan en estos trastornos. Si no es así, si no se va a la raiz, habrá que limitarse a superar la crisis y esperar a la siguiente, en vez de afrontar el problema desde el fondo. En algunas personas, la excesiva sintomatología puede estar causada por una reacción ansiosa frente a la afección que sufre, lo que, a su vez, agrava aún más los síntomas. En estos casos será necesario actuar también sobre el plano del equilibrio emocional y psicológico.