Algunas ideas para hacer peticiones.

 

comunicnoviolenta

En el artículo anterior hablé de la importancia de estar conectadas con nuestras necesidades. Una vez conectamos con ellas, se nos hará necesario en algunas ocasiones hacer peticiones a los demás para de esta manera asegurarnos que nuestras necesidades pueden ser satisfechas, o al menos, nuestros esfuerzos habrán ido por ese camino.

En primer lugar, a la hora de hacer peticiones, tenemos que tener presente que si hablas de ti, entonces, ¡habla de verdad de ti! si hablas en verdad de ti, el otro desaparece de tu horizonte. Eso ya no quiere decir que no cuente, si no que se evapora del marco de tu problema. De hecho cuando verdaderamente hablas de ti, solo estás tú en lo que comunicas. En ese momento, estás listo para decirle al otro lo que estas experimentando a fin de que pueda comprenderte.

Una petición debería poseer las siguientes 6 características:

  • Se dirige a una persona en concreto.
  • Se refiere al momento actual.
  • Es concreta.
  • Se expresa en lenguaje positivo, evitar las negaciones.
  • Es factible.
  • Da libertad. ¿Tendrías algún problema en…? ¿Te parecería que…?

Si en una conversación uno de los interlocutores se siente criticado, esto debilita la capacidad común de colaborar o de resolver un conflicto, por más que la crítica esté fundada.

Te propongo completar el siguiente ejercicio para poder trabajar una petición que desees hacer a alguna persona de tu entorno y que te puede ayudar a satisfacer tus necesidades:

  • Piensa en una dificultad que estés atravesando (o hayas vivido con alguien): describe la situación… cuando pienso en ese momento en que….
  • Menciona uno o dos sentimientos o emociones: ……me siento….
  • Expresa una o dos necesidades no satisfechas: …..porque necesito (necesitaba)….
  • Cita la acción que el otro podría realizar para tener en cuenta tus necesidades: …y ahora, ¿tendrías algún problema en…?