Amor y sacrificio no van en la misma frase

“Hay que sacrificarse, de eso va el amor ¿no? Eso es lo que él me dice” ¿Por qué sacrificio y amor deben estar en la misma frase? El mundo que nos rodea nos hace creer desde muy pequeños que querer a alguien es renunciar y sufrir, porque si es fácil no es amor. Y así crecemos sin cuestionarnos nada al respecto. Películas, canciones y mitos nos refuerzan en la idea de que tenemos que adaptarnos a la pareja, dejar nuestra vida anterior a ella y priorizarla por encima de todo, como si naciéramos con ella y ya no pudiéramos ser si no está.

BBPpwdqCAAAyBiG

 

  • Amor y fusión no son la misma cosa. La fusión supone perder la propia forma y no es necesario para querer a alguien.
  • Amar es respetar. Te querrán por lo que eres no por la idea que tengan en su mente de cómo debes ser.
  • La intimidad no es negociable. Eres dueño/a de tus pensamientos, ideas y silencios.
  • El control no es amor, es una muestra de celos y los celos no son sanos.
  • No se trata de decir si no de hacer. El amor se nota en el comportamiento cotidiano no en las muestras arrebatadas esporádicas.
  • Se puede querer mucho, muchísimo y querer mal. No es incompatible.
  • El amor se elige todos los días. Es elegir quedarse. No hay necesidad de continuas muestras y pruebas ‘de fuego’.fd60c858e854a696541ab19018d1ccd9

Pero sobre todas las cosas, la más importante es sentirse conforme y coherente estés en la relación que estés. No es cuestión de enjuiciar todas las relaciones, sino elegir libremente sin adoctrinamiento y con reflexión. Revisa como estás en tu relación y date un minuto para respirar y sentir que responde tu cuerpo. Entre adultos no hay obligaciones ni castigos. Asegúrate que estás justo dónde sientes que quieres estar.

3d01a75b1fd4bf2bba6a75305eaa5dd0