“AÑO NUEVO, VIDA NUEVA”

Quizá sea esta una de las frases más comúnmente repetidas y pensadas al finalizar un año y los comienzos de uno nuevo.

Todos tenemos de una manera u otra propósitos,deseos,tareas que a lo largo de un año se fueron quedando en el tintero y que al terminarlo y dar una vista atrás añoramos o damos una optimista mirada al año nuevo y nos decimos,’este año si!’..cosas tales como adelgazar,dejar de fumar,aprender o mejorar un idioma,hacer más deporte y un largo etc.
La cuestión es que estos objetivos aunque ayudan las primeras semanas a los gimnasios,nutricionistas,escuelas de inglés y demás,se suelen desvanecer rápido porque igual no son tan realistas o demasiado optimistas.
Un estudio de una universidad británica aclararó ciertos matices positivos para cumplir dichos propósitos,entre los que se encontraban:
•verbalizar en alto el objetivo.
•comunicarlo al entorno de forma que el apoyo social ayude en la motivación y sobre todo
•marcarse objetivos concretos y con finalidades claras que sean realistas haciendo un compromiso de premio al realizarlo…si decidimos perder peso,habremos de concretar,ejemplo:quiero perder 1/2 kg a las semana hasta los 5kgs en total y después me regalare una tarde de spa!…no suena mal,verdad?.
Buen comienzo de año y suerte con vuestros propósitos!.
Rosa Llano.