Blue monday. Hoy debes estar triste

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blue monday. Hoy debes estar triste

Hoy me he levantado como cada día. Después de una agradable ducha, un desayuno compartido tranquilamente con mi familia, me he dispuesto a ir a trabajar. Al salir a la calles he sentido el frescor del invierno, pero voy bien abrigada. El metro estaba un poco más lleno, pero no me ha impedido zambullirme en la lectura de mi correo. Me encanta ir con tiempo al despacho, para disponer de este tiempo y sentarme en el bar. Leer algún artículo que me interesa acompañada de un delicioso café con leche. Para mí este es un momento que defino como feliz, y de golpe leo en las noticias del diario que HOY debería estar triste. Me he preguntado “Ostras. ¿Qué se me ha pasado por alto?” (con una sonrisa mientras lo pensaba)
Hoy es BLUE MONDAY, según unas estadísticas realizadas por un científico que se llama Cliff Arnall, en las que ha combinado variables como, que es lunes (vuelta al trabajo después del fin de semana), deudas navideñas, motivación, tiempo frio, mitad de mes, necesidad de tomar decisiones (entre otras opciones), deberíamos estar ahogándonos en tristeza.

Por suerte las personas no son ordenadores y no responden a las estadísticas, e incluso las estadísticas son porcentajes que generalizan y no se basan en la realidad. Por ejemplo; si mi vecino tiene dos coches y yo ninguno, las estadísticas dirán que la población tiene una media de un coche en su hogar. Hay una variable que este científico no ha tenido en cuenta. Una variable que marca enormemente la diferencia con las estadísticas. La persona es la que le da el significado a lo que le pasa. NO importa tanto lo que te suceda sino la interpretación que tu le des. No puedes elegir lo que te pasa, pero sí cómo quieres vivirlo.

 

Post data; este artículo lo he escrito por la mañana y ahora que son las 23.00 tengo que decir “frustrada y tristemente” (je je) que no me he encontrado a mi BLUE MONDAY.

¡Me cachis!, ¿no te habías enterado hasta que te lo he dicho yo?. Vaya oportunidad que te has perdido para poder tener una excusa para tu reacción o estado de ánimo.

 

Eva Aguilar

psicoterapeuta y terapeuta sexual