Cibersexo: adicción al sexo virtual

cibersexo

La adicción al cibersexo, según el DSM-IV (manual de diagnostico mundial de trastornos mentales) se definiría como “trastorno de la hipersexualidad”.

No lo convierte en problema la cantidad de conductas sexuales, ni por el tipo, sino por ser una conducta “adictiva”, es decir hay una dependencia, una obsesión por realizarla, provocando problemas a corto o largo plazo de la propia persona o de su contexto. En general la persona pierde el control de sus actos, y sigue repitiendo la conducta aunque le suponga un “gran coste”.

La adicción al sexo a diferencia de la virtual es que hay un consumo de pornografía, ir con prostitutas, posibles conductas de exhibicionismo… pero por lo demás comparte las mismas características.

Con esto quiero destacar que buscar placer con cibersexo por la red no es una conducta problemática en sí. Es un recurso más que utilizamos los hombres y las mujeres para conectar con el placer de forma rápida. Esto a veces puede ser útil para ampliar el repertorio de conductas sexuales de forma individual o en pareja.

Internet es una herramienta que favorece el acceso rápido, cómodo y discreto a todos los contenidos que uno quiera. Tambien facilita que el sexo no sea una conducta peligrosa si a ETS y embarazo nos referimos, ayuda tambien a crear una “realidad” deseada sin ningun tipo de compromiso.

¿Cuándo se vuelve una adicción?

Se convierte en autodestructivo cuando la repetición de esta conducta:

  • Supone para la persona una autoimagen de sí mismo como deplorable.
  • Le puede afectar a nivel de pareja, social , laboral, a nivel económico y emocional.
  • La mentira y ocultar el problema se convierte en una acción cotidiana.

Características de la adicción al sexo virtual

  • La persona no puede controlar la conducta, esto hace que viva desde la ansiedad .
  • Otra cosa característica es que no son “consciente “ de su problema
  • Le afecta a su vida social, ya que cada vez dedica más tiempo a esta acción, dejando de lado a sus amistades.
  • Pensar en el sexo y en conductas vinculadas le ocupa gran parte de sus pensamientos, de forma obsesiva.
  • Cada vez necesita invertir más tiempo para satisfacer la necesidad.
  • Hay un nivel elevado de ansiedad antes de la conducta, y posteriormente a ésta, puede aparecer una sentimiento de culpa y de automachaque.
  • Conducta masturbatoria de forma compulsiva
  • A nivel familiar o de pareja afecta ya que cada vez va disminuyendo el tiempo que está con ellos.
  • A nivel laboral también puede afectar, ya que el nivel de atención está disminuido, y dedica muchas horas nocturnas a estar conectado.

¿Qué sentido tiene la adicción al cibersexo?

Aunque a veces sorprenda, todo lo que nos pasa “tiene un sentido y un significado”.

La adicción se podría ver como la punta de un iceberg, es decir es la conducta que se ve, pero debajo hay toda una estructura “de hielo” que hace que se mantenga. Se han de trabajar las conductas concretas y plantear aspectos para controlarlas (actuar directamente con la punta), pero también es imprescindible hacerlo con la parte sumergida. Estos serian los aspectos a trabajar para que la adicción dejara de tener sentido.

Si crees que puedes estar bajo la influencia de la adicción al cibersexo puedes ponerte en contacto con nosotros para concertar una visita donde aclararemos tus dudas y empezaremos, si es necesario, un camino terapéutico que te permita salir de la adicción.

—————————–

Artículo basado en la bibliografía: Gonzalez, V; Merino, L; Cano, M. “las e-adicciones. Dependencias en la era digital “Barcelona, 2009. Nexus Medica Editores S.L

Rellena el siguiente formulario y te responderemos lo antes posible.

*Campos obligatorios