el clítoris es el timbre del diablo

El Clítoris es el timbre del diablo. Hace poco vi este mensaje en la red:

tocar el clitoris es un pecado

Me sigue sorprendiendo que en el año 2016 se sigan enviando este tipo de mensajes de miedo para que la gente no tenga unas conductas que un determinado colectivo considera peligrosas.

Creo que incluso sus argumentos se giran en contra de “su religión”. Si, según ellos nuestro cuerpo nos lo ha creado un Dios, no pondría órganos que no tuvieran ningún sentido.

El clítoris es un órgano que las mujeres comparten con otras especies animales, como el pene los hombres. Lo que a diferencia de algunas hembras animales, que tienen el clítoris dentro de la vagina (por lo que es estimulado directamente cuando son penetradas), las mujeres humanas tienen una parte de este órgano en el exterior, entre los labios vaginales. Este fue uno de los precios que pagó la especie humana cuando pasó de utilizar las 4 patas a pasar a ser bípedo (caminar erguido con dos piernas).

Durante años no se estudió este órgano porque algunos científicos “decidieron” que no era útil para la reproducción. ¡ Pero oye!, la Nariz tampoco es útil para la reproducción y no se la ha despreciado de esta forma. E incluso si no te sacas un moco, te la puedes tocar en público.

A diferencia con el el pene que tienen la función reproductiva, pero también la de dar placer y para expulsar la orina, el clítoris sólo tienen una función y es EL PLACER.

Pero, yo tampoco diría que no ha sido útil a nivel reproductivo, ya que, quizá, la naturaleza decidió “que la mujer podría recibir un premio” si se prestaba a tener relaciones sexuales, motivándola a repetir esa conducta, y así aumentaba la probabilidad de que se pudiera fecundar y poder asegurarse la continuidad de la especie.

Ya ha pasado mucho tiempo desde la prehistoria, y “por suerte” hemos evolucionado en algunos aspectos (quizá en otros no tanto) y las mujeres han aprendido a darse placer ellas solas, o compartirse con otra persona de otro sexo o con otra mujer, también pueden conseguir el orgasmo sin penetración y sin buscar como fin del acto sexual, la reproducción.

Es un órgano que tiene una estructura compleja y sorprendente, que como un Iceberg, sólo podemos observar una pequeña parte, el resto está dentro del cuerpo. Pero la minúscula parte que se puede observar tienen miles de receptores sensoriales más que el glande del pene del hombre.

A veces muy necesaria su estimulación para poder llegar a un orgasmo.

La lastima de estos mensajes que nos envía la ciencia y la religión es que muchas mujeres no tienen ni idea de cómo es esta parte de su cuerpo, no se le enseña a las chicas (ni chicos) a conocer esta estructura, por lo tanto no la valoran, ni conocen y esto les puede repercutir en negativo posteriormente para disfrutar de forma plena de su sexualidad.

Cuando acude una mujer a terapia por problemas sexuales, se realizan diferentes acciones, pero entre ellas está trabajar el autoconocimiento y cuestionar los mitos y leyendas que tienen sobre sus genitales.

Imagina que estuviéramos en una sociedad que tuviera como creencia en su religión que no se puede tocar el PIE DERECHO ni limpiarlo, ni calzarlo, ni masajearlo, ni estudiarlo,… porque es pecaminoso. ¿Qué pasaría?

 

Si quieres saber más sobre este botón magico llamado CLITORIS, sigue el siguiente link