Creando felicidad en el 2015: Gracias 2014!

Con el próximo fin del 2014 y el inicio del año nuevo los buenos propósitos y pretensiones de felicidad colman estas fechas. Elaboramos listas interminables de deseos y pensamos en iniciar proyectos, depositando en el 2015 todas nuestras expectativas de felicidad.

Y es que todos anhelamos ser felices, buscamos la fórmula mágica que nos traslade a este ansiado, aunque transitorio, estado. La búsqueda de esta felicidad en lugares incorrectos (normalmente cualquier circunstancia externa a nosotros) nos provoca el efecto contrario: frustración, insatisfacción, miedo, tristeza… lo que nos lleva a experimentar crisis y a sentirnos infelices.

La felicidad es el resultado de la actitud con la que el individuo se maneje; abarca por un lado los valores y creencias (herencia familiar y síntesis de esta herencia con nuestros aprendizajes fuera de la familia), y por otro los propios recursos con los que nos enfrentamos ante las diferentes circunstancias de la vida. Eso es lo que nos hace felices: la confianza en nuestra capacidad para alcanzar el equilibrio emocional y acercarnos a nuestros proyectos vitales, así como la capacidad para aceptar y adaptarnos a lo que no podemos elegir. La garantía de nuestro bienestar nunca estará fuera, sino que parte de ti mismo, de tu interior.

Podemos aprender a ser felices? Por supuesto que sí! es una cuestión de focalizar la atención en el sitio correcto (en tu interior), así como una cuestión de actitud y trabajo personal. Fíjate en este mapa de la felicidad (E. Punset)

emocion-felicidad

Por todo esto te propongo que, antes de entrar en este 2015, realices una pequeña retrospectiva de este año 2014, pienses qué nuevos aprendizajes adquiriste este año. Coge papel y lápiz y pregúntate: qué me enseñó este 2014? Qué cosas tengo que agradecer a este año que está a punto de finalizar? Qué recursos nuevos he podido incorporar a mi caja de herramientas de la vida?

El hecho de explicar con palabras los procesos que nos ayudaron a salir de situaciones difíciles o expresar nuestros pequeños o grandes logros son acciones que refuerzan la confianza en nosotros mismos y a ser conscientes de los recursos de los que disponemos, contra más numerosos sean éstos mayor capacidad para ser felices.

32_tienda_felicidad_01

Este pequeño ejercicio nos permitirá entrar en el 2015 con la mayor garantía que existe para experimentar felicidad: los recursos internos, los que parten de nosotros mismos y que se ubican en nuestro interior como nuestra autoestima, confianza, capacidad para acercarnos a nuestras metas, manejar nuestras emociones, aceptar las injusticias, restablecer nuestro equilibrio. Porque a veces delegamos en circunstancias externas nuestra felicidad, y vivimos con la ilusión de que algo que está por venir nos generará felicidad. Ese el error que lleva a muchas personas a entrar en crisis: localizar la felicidad fuera de nosotros nos frustra.

Añade a tu lista de nuevos proyectos y deseos del 2015 tu aprendizajes del 2014. Agradece todo lo que te ha traído este 2014 porque eso hace la persona que eres hoy, y tú eres el único quien te puede garantizar tu máxima felicidad, así que GRACIAS 2014! FELIZ 2015!

 

“Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias”

John Locke

feliz 2015