Creo en el ser humano

Soy humanista. Lo soy porque creo en la naturaleza bondadosa del ser humano. Porque creo firmemente en la libertad de los individuos a la hora de tomar el rumbo de sus vidas y de responsabilizarse de sus decisiones. Porque creo en la tendencia a la autorrealización y en la tendencia fundamental de los seres humanos de buscar un significado a su existencia como motor de la vida.

Goethe dijo: “Trata a un hombre como es y seguirá siendo como es. Trata a un hombre como puede llegar a ser y se convertirá en lo que puede llegar a ser”.

Confío en la potencialidad de las personas y en estos días esta confianza se ha visto refutada, confirmada y si cabe superada.

He visto empatía, solidaridad, fraternidad. He visto muestras de afecto y apoyo más allá de ideologías o posiciones vitales. He visto dignidad y generosidad. He visto resiliencia.

Y sólo puedo decir: gracias.

Comparto con vosotros un video de dudosa calidad audiovisual pero de inestimable valor psicológico en el que Viktor Frankl, neurólogo y psiquiatra superviviente de los campos de exterminio del nazismo y autor del absolutamente recomendable libro “El hombre en busca de sentido” expone por qué debemos creer en los demás, en su potencial.

Estas ideas son fundamentales en mi manera de entender la psicoterapia, pero también el mundo.

*Los subtítulos se activan haciendo click en el icono rectangular situado abajo a la derecha.