Cuestiones de Empatía vol. 3

senza-titolo

 

Usos de la tecnología: dos caras de la misma moneda – Un contributo de Federica Perra

La tecnología forma parte de nuestra cotidianidad de un modo tan “natural” que muchas veces nos olvidamos de su verdadero potencial, entendido en sentido positivo obviamente y, desafortunadamente, en negativo también.

En estas últimas décadas ha cambiado mucho nuestra forma de llevar y cultivar las relaciones personales, por ejemplo: estamos constantemente a disposición de quien nos busque además de localizables, compartimos fotos, videos y palabras, muchas palabras, en tiempo real, la mayoría de las veces bajo forma de texto y a través de los social network. Sensaciones, pensamientos, dudas e incluso emociones: ahí, en nuestras pantallas.

¿Alguna vez nos hemos fijado en el hecho de que la tecnología tiene un potencial muy alto para aprovechar y que, a la vez, el confín entre este último y el descontrol es muy sutil?

 

Me gustaría, por esto, compartir con vosotros un acontecimiento que recientemente me ha llamado mucho la atención: estaba consultando, como miles de veces os habrá pasado, una conocida web de ofertas y descuentos hasta que he encontrado una promoción de un “paquete divorcio” (incluida variante con o sin niños) ofrecido por un abocado en España.

De aquí, me ha surgido una serie de preguntas abiertas que me gustaría compartir con vosotros, como motivo para reflexionar: ¿es de verdad un servicio para promocionar de esta forma? Más allá de discursos ideológicos y/o éticos sobre el hecho mismo de divorciar, ¿de verdad todo vale en digital? ¿No haría falta, por ejemplo, recordar que algunas tipologías de servicios necesitarían un poco más de humanización y des-virtualización, con añadida la justa dosis de personalización y de empatía?

Viceversa, hay también grupos de personas que continuamente se animan y trabajan con ingenio para aprovechar de todo el potencial positivo que tiene la tecnología, dejando el rol de protagonista a la empatía. Este es el caso de quien, como la ONLUS “Informatici Senza Frontiere” (Informaticos Sin Fronteras), promueve un uso de la tecnología inteligente, sano y sobretodo, solidario, ofreciendo su tiempo y sus capacidades para la realización de proyectos sin ánimo de lucro en todo el mundo.

Y así, hay numerosos proyectos cuyo objetivo es, por ejemplo, convertir, a través de los medios digitales, la experiencia de hospitalización de los niños cuanto menos traumática posible. Están, de hecho, actualmente disponibles en GooglePlay y AppStore, algunas aplicaciones tituladas como “L’Ospedale non fa piú paura” (El hospital ya no nos da miedo) elaborada por la “Fondazione Salesi” en Italia y “Hospital Friends” elaborada por Greyman Studios.

 

Hay que recordar siempre que delante de todas las pantallas del mundo, que estén relacionadas con temas de trabajo, negocios, salud o de simple diversión, hay personas y que es esta la mejor actitud hacía la tecnología: algo que sin duda alguna puede convertir la evolución humana en algo verdaderamente enriquecedor.

 

 

<< Lo más curativo es el amor, el humor y la creatividad… voy a ser feliz a toda costa y voy a empezar una revolución basada en el amor >>

Patch Adams