Curar la disfunción eréctil con remedios caseros o pastillas

Solución disfunción eréctil

No te dejes engañar, el “remedio casero” para curar la disfunción eréctil está en tu cabeza. Y en tu cuerpo. Bueno, y en tus ganas y predisposición para solucionarlo, que me imagino que son muchas, si no no estarías buscando esta información. ¿Me equivoco?

Te voy a dar algunos consejos para solucionar tu disfunción eréctil, consejos que te van a funcionar de verdad. Pero antes de ello, me gustaría concretar algunas cosas al respecto de las soluciones que clásicamente se consideran como remedios para la disfunción eréctil.

No te fíes de soluciones milagrosas

Las clínicas con nombre de ciudad americana no suelen acertar demasiado con el tratamiento. Prometen una solución rápida, milagrosa, unas pastillas y unos pocos consejos descontextualizados son suficiente para que se te lleven el sueldo de un mes. Y al cabo de poco tiempo te des cuenta de que, en realidad, no has solucionado nada. Con un poco de suerte habrás puesto un parche.

No creas todo lo que lees

Haciendo una búsqueda superficial por internet he encontrado algunos “remedios caseros” como:

  • Beber mucha agua. Que sí, que es bueno. Que por supuesto si tu cuerpo está hidratado te sentirás mejor, pero eso no va a hacer que tengas mejores erecciones por arte de magia.
  • Comer avena. Un cereal realmente rico en nutrientes, que te hará estar más sano. Pero no creo que te ayude a tener erecciones…
  • Bañarse en agua fría. Probablemente tenga que ver con la circulación de la sangre que se activa con el agua fría, pero sencillamente no entiendo cómo eso va a hacer que tengas mejores erecciones, todos sabemos qué le pasa al pene en contacto con el agua fría.
  • Tomar Ginseng. Una planta con efectos excitantes que se utiliza en bebidas energéticas. Probablemente aumentará tu líbido y tu excitación, pero no creo que ayude a tu pene.

Y podría seguir hasta el infinito y más allá, he tenido pacientes que habían dejado de comer carne roja, o de ingerir lácteos, o que se hacían un masaje con aceites esenciales, o que mantenían abstinencia sexual los días pares.

La viagra (y el resto de pastillas y medicación relacionadas) tampoco es la solución definitiva. Puede ser que te ayuden en un momento dado, y en determinadas circunstancias son recomendables (cuando hay una patología orgánica de base que hace que realmente la erección sea muy difícil). Pero en la mayoría de los casos, como antes, es un parche.

Cuando uno no entiende qué es lo que le pasa a su cuerpo, es normal que se agarre a un clavo ardiendo y que cualquier remedio le parezca la solución definitiva. Pero os puedo asegurar que de todos los hombres que he conocido en consulta que han probado alguno de estos remedios ninguno de ellos ha conseguido solucionar su disfunción eréctil.

Consejos para solucionar la disfunción eréctil que sí funcionan

Algunos consejos para que la disfunción eréctil no se establezca como tu compañera más estable son:

  • Aléjate del alcohol. No pretendas tener buenas erecciones si has bebido. Aunque no vayas borracho, aunque sientas que “controlas”, el efecto del alcohol en la sangre es mucho más inmediato que su efecto en la conducta.
  • El tabaco tampoco te va a ayudar. El tabaquismo provoca disfunción eréctil, por supuesto muchas otras cosas, pero lo que pone en las cajetillas es cierto. Empieza por dejar de fumar, te sentirás mejor y tus erecciones te lo agradecerán.
  • Haz controles médicos periódicos. Controla tu colesterol, el sobrepeso, la diabetes y tus niveles generales de salud. Al final las erecciones dependen de tus músculos y tu sangre, si no están en buen estado, es posible que se resientan.
  • Infórmate sobre cómo funciona la erección. Y entiende que es normal que, a veces, baje de repente. Intenta no darle más vueltas y seguir disfrutando del sexo.

La solución a la disfunción eréctil

Como decía antes, una vez se ha descartado la posibilidad de que exista una patología orgánica que esté provocando esta disfunción, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que el hecho de que la erección no se mantenga tiene que ver con un tema psicológico.

No, no quiero decir que te hayas vuelto loco. Ni que estés mal de la cabeza. Simplemente hay algún factor que puede tener que ver, o no, con el sexo, que está haciendo que la erección no se mantenga. Habitualmente no nos damos cuenta de cómo muchos factores externos e internos afectan a nuestra respuesta sexual, y es por ello que es necesario acudir a un profesional de la sexología y la psicología para que pueda ayudarte a descubrir cuáles son esos factores en tu caso y cómo se pueden solucionar y abordar.

La solución a la disfunción eréctil pasa por que entiendas porqué se ha instalado y empieces a trabajar las herramientas psicológicas correctas para solucionarla.

Si es tu caso y crees que podrías necesitar ayuda externa, puedes ponerte en contacto conmigo aquí mismo y podremos empezar el camino a la solución de la disfunción eréctil en tu caso.

Rellena el siguiente formulario y te responderemos lo antes posible.

*Campos obligatorios