DAR Y RECIBIR PIROPOS, UNA BUENA PRÁCTICA

EL pasado 8 de Mayo de 2013 colaboramos como cada miercoles en el programa
RADIO POMAR. en la emisora 101.2 Fm, programa EL CAZADOR DE OYENTES.
http://www.elcazadordeoyentes.com/
durante media hora hablamos de la importancia de darse a uno mismo piropos, pero tambien darselo a otros y aprender a recibirlos.
si quieres oir el programa puedes linkar en la foto donde escucharas el programa entero.
(bola de Drac, posteriormente Cazando leyendas y en el minuto 93 un miembro del equipo de psicólogos Dendros, Eva Aguilar, hablará de los PIROPOS)
Escribimos algunas de los temas tratados:
AUTOCARICIAS O PIROPOS A UNO MISMO
Dar, recibir y darse piropos no es fácil ya que no nos han enseñado a hacerlo.Estamos en una sociedad que busca que la persona mejore, por lo tanto se centro la atención enaquella parte de la conducta o del trabajo que no ha quedadodel todo bien. Qué pasa? Que es una educación centrada en el éxito, en mejorar. Y se castiga o penaliza cuando no se ha hecho “correcto”. Esto es bueno o malo? Depende, yo creo que no es muy útil si dejas de ver las cosas buenas que se hace,las cosas que te han salido bien, que te han llamado la atención….
Mucha gente tendría una autoestima más alta si estuviera observando estos aspectos positivos de uno mismo y se loreconociera, tanto a nivel individual como públicamente.Fíjate que cuando una persona hace este reconocimiento “Qué bien me ha quedado esto”, la gente lo mira mal y piensa qué creído“.Al final es mantener una relación de respeto con uno mismo.
Normalmente las conversaciones internas que uno tiene consigo mismo son del tipo de ; “Que mal lo hago”; “no me va a salir”; “no estoy preparado”, “Soy torpe”. Lo malo de esto es que estas frases se convierten en autodestructivas. Hay una frase que dice “cuidado con lo que te dices porque te lo puedes creer”.
DAR A LA OTRA PERSONA PIROPOS
Si es importante este auto reconocimiento, caricias positivas y mimos, también lo es que se realiza con los demás, y más con las personas significativas. Nos fijamos en lo que no nos gusta, en lo que nuestra pareja (o hijos, o amigos) se ha equivocado. Y como nuestra atención es focalizada, al final del día todos aquellos momentos Que existen, que son bonitos, aquella conducta, o comentario que nos ha gustado por unos segundos, aquella reacción que nos ha sorprendido positivamente no se les presta atención y no se almacena en nuestra memoria por lo que….. NO EXISTEN. Y hacemos comentarios del tipo “nunca estas por mi”; “siempre empiezas tocándome los pechos”; “todas las veces que hemos tenido sexo has hecho lo mismo…”
¿Qué pasaría si llevaras una libreta encima y apuntaras todas las veces que tu pareja hace , dice , reacciona….. de forma que te gusta o te llama la atención en positivo? Seguramente la pareja se miraría de forma diferente.
Y si además cada vez que lo viéramos se lo dijéramos a la pareja, se produciría algo interesante, y es que “las conductas que son reforzadas” tienden a repetirse.
Aprender a recibir piropos:
Mi visión de un piropo o caricia p positiva por parte de otro es como un regalo que te dan. Los regalos aunque sean pequeños o sean grandes, el envoltorio sea más trabajado o más sencillo sigue siendo un regalo. ¿Qué hacemos ante este presente?. Dar las gracias. Y sonreír porque otra persona ha pensado en nosotros y por unos segundos te conviertes en el centro de sus miradas.
(en estos comentarios no están incluidos los regalos envenenados, que son peligrosos)