Dependencia emocional

 

Según el autor Walter Riso[1]

Existe una diferencia entre amar y apego. Donde el segundo concepto se define como una necesidad de estar en relación, desde una visión no saludable. Comparado con una droga, que uno cree tomar desde la libertad y el amor, pero es todo lo contrario.

 

La dependencia afectiva a largo plazo genera sufrimiento o depresión.

Bajo el disfraz de un amor romántico y de entrega total, la persona que vive en apego va desapareciendo, se despersonaliza, hasta convertirse en una extensión del ser amado. Y cuando empiezan a darse cuenta que el sufrimiento es mayor que el placer, se autojustifican con pensamientos del tipo “no me querrá nadie como él” Se dicen frases del tipo “mi existencia no tiene sentido si ella”, “él lo es todo para mí”, “le necesito”.

 

Los motivos para que una persona “necesite“ estar con otra son diversos, como miedo a la soledad, sensación de seguridad, miedo a la pérdida, al abandono, bajos umbrales para el sufrimiento, baja autoestima, problemas de autoconcepto, pero en esencia es no relacionarse desde la autonomía, donde son igual de importantes y respetadas las normas o reglas , los demás (el otro de la pareja) y uno mismo.

  • [1] Riso, Walter (2007, decima edición) ¿AMAR O DEPENDER?. Barcelona. Ed. Granica

 

Si quieres ser libre, ser autonom@, saber relacionarte de igual a igual en las relaciones de pareja en las que te mueves puedfes ponerte en contacto con nosotros.

 

eva aguilar

psicologa sanitaria , psicoterapeuta y terapeuta sexual