DISFUNCION ERECTIL o conocida como popularmente como "impotencia"

He pensado hacer esta entrada como punto de reflexion sobre un tema que le preocupa a más gente de la que pensamos. La imposibilidad de conseguir una erección cuando uno quiere.
En todas las terapias que he realizado con esta demanda he percibido aspectos que se repiten, y son estos los que quiero comentar por si puede ser de utilidad.

  • Por un lado existe la sensación de “examen” de “tener que cumplir “con una gran y duradera erección.
  • Existe una gran presion, y tensión antes y durante el acto sexual. Que es una paradoja dufrir ante algo placentero.
  • Parece que el pene de un hombre define la “virilidad” de éste.
  • Hay una mala sensación, fustración al acabar la relación, esto aumenta la probabilidad que se repita “el fracaso” la siguiente vez .
  • Aparece una creencias muy extendida sobre la sexualidad; “sino hay penetración no se considera sexo”.
  • Los pensamientos y las emociones tienen un gran poder. En diferentes ocasiones me comentaban que habían tomado una pastilla de Cialis (o Viagra) y aun así no había conseguido el deseado cambio de estado de su miembro. Cuando pasa esto les narro una metáfora para explicar el fenómeno; si tienes un equipo de futbol, sólo con el trabajo de “equipo” se consige ganar un partido. Si tienes un jugador, por decirlo de alguna manera, muy bueno, por mucho que éste lo intente si sus compañeros le impiden jugar, el partido está perdido. Pues con la medicación tambien pasa igual, esta es un miembro del equipo, pero tambien hay otros miembros llamados emociones, pensamientos, conductas, experiencias vitales, situación actual… que tiene que acompañar , “jugar ” en equipo para que la persona esté bien.

Aspectos ha reflexionar:
  • Si se descartan las causas biológicas (de salud) , los responsables de la dificultad de una erección son los pensamientos y las emociones.
  • por un lado me gustaría lanzar la pregunta ¿quien disfruta y se lo pasa bien o está relajado cuando se planta delante de un examen?, de un juicio? Está claro que poca gente. Y ¿por qué la sexualidad se tiene que vivir como tal? Donde parece que se juega todo a una carta.
  • Creo que estaría bien que en nuestra educación sexual nos enseñaran el abaníco tan amplio que puede haber de juegos sexuales sin contar con la penetración. Cuando un hombre o una pareja acuden con esta problematica les comento que “hasta la siguiente sesión está prohibida la penetración”. Con esto se consigue disminuir la tensión, y puede ayudar a ampliar la imaginación para probar qué otas cosas se pueden hacer. Creo que estaría bien incorporar en la sexualidad días sin penetración.
  • Imagina que tienes un globo , para poder hincharlo es necesario que se afloje la obertura de la boquilla e introducir aire. Si entra más aire del que sale se consigue hinchar. Pero qué pasaría si quisieramos introducir aire sin abrir la boquilla, sin relajar la mano para que el agujero se agrandara?. Pues que no entraría suficiente aire y por tanto no se haría grande el globo. Pues con el pene pasa un poco parecido, si se quiere conseguir una erección, pero con miedo, con tensión, esto tensa, hace pequeña la “valvula de entrada de sangre” , por lo que no se llenarán “los conductos, las cavidades” del pene, es decir no se consigue la consistencia deseada.


Si se consigue relativizar la no erección del miembro viril, y se busca disfrutar de la sexualidad sin la obligación de la penetración, quizá habría menos disfunción erectil y una sexualidad más amplia y variada.