¿Drama o problema?

cebollaLa semana pasada y a consecuencia de las inundaciones producidas por el rio Ebro en Zaragoza le preguntaban a un señor residente en la zona, sobre esta desgracia y él contestó: Lo que pasa es que aquí se centran en el drama y no en el problema. Me pareció fantástica la frase tanto es así, que la utilizaré para escribir este post.

Nunca mejor explicado. Piensa en un problema que tengas. ¿Es realmente el problema lo que produce todos tus males o es más bien el drama que le pones lo que te hace sufrir?

Muchas veces nos centramos en las consecuencias del problema, lo que viene a ser el drama y en el malestar que nos provoca intentar solucionar el problema. Por contra a nuestros deseos el drama es muy difícil de solventar ya que requiere de mucha energía y de muchos recursos personales. Normalmente el drama se nutre de la tristeza y por ello es difícil dedicarle la proactividad que necesita, hecho que nos hace verlo como un imposible. Y si no, ¿Cuántas veces habéis exclamado delante de una posible solución a un problema: ufff… eso es imposible? Seguro que más de una.

Si me permitís la comparación, para mí un problema es como una cebolla. Capas y capas que conforme las vamos quitando en ocasiones más nos hace llorar, pero más alivio nos produce. Quitar capas y profundizar en el “aparente” problema nos lleva al problema, todas las capas que encontramos suelen ser drama, conflicto, dilema, consecuencia, pero el problema suele ser uno y tiene sus orígenes en algo que hemos gestionado de una forma que no ha tenido los resultados esperados. Esto deriva en dilemas, conflictos, “comeduras de olla”, etc. hasta llegar al drama que es la peor de las consecuencias. El problema siempre se genera a un primer nivel en el que normalmente hacemos ver que “no pasa nada”.

Acompañar en el proceso de destapar y quitar capas también forma parte de un proceso de coaching. Gracias a este proceso y como pasa con la cebolla llegamos al centro, al corazón desde donde es más fácil centrarse en lo verdaderamente importante para dar resolución a los problemas.

¿Te animas a quitar capas?