El amor suma, no resta

Nuestra cultura nos ha educado en un concepto del amor de pareja inspirándose en el amor romántico donde el amor es sinónimo de sufrir, aguantar, luchar, renunciar…

Donde tenemos que ir en búsqueda de “nuestra media naranja”, nuestra alma gemela…porque sin este encuentro ¡¡nos quedaríamos a medias o por lo menos no del todo completos!!

Este modelo sugiere la idea que estar en pareja conlleva una pérdida no sólo de libertad sino de identidad.

Es un tipo de relación donde el control, la posesión y la desconfianza son los principales protagonistas.

El riesgo de este modelo es que cuando el otro se va por la razón que sea, realmente nos quedamos sin una parte de nosotros, sin la parte que hemos hipotecado para conseguir que la relación funcionara.

Es un amor que resta libertad, alegría, espontaneidad por lo cual lo más probable es que acabe consumiéndose.

En Dendros proponemos un modelo de pareja que suma: yo como persona completa me encuentro contigo también completo y juntos formamos una tercera entidad: nuestra relación…de aquí el nombre del taller 1­ + 1 = 3

Una relación donde aprendemos a pactar, hacer acuerdos, mediar y sobretodo respectar la unicidad del otro sin quererle cambiar a nuestro gusto.
En este modelo si la persona se va, por las razones que sean, yo me quedo “entero” más todo lo que he aprendido de ti y de nuestro encuentro.

En este tipo de relación los protagonistas principales son otros: la libertad, el respecto y la confianza.

El otro día leí esta frase que explicaba bien lo que intentamos trasmitir en la consulta a muchas parejas:

Laura Contino

Directora del centro