El cine y las habilidades emocionales

La Inteligencia emocional, definida por Daniel Goleman como el conjunto de habilidades que tiene una persona para desarrollarse y relacionarse con ella misma y con las demás personas de manera exitosa.
Es una inteligencia que nos aporta la capacidad para reconocer emociones y sentimientos propios y ajenos así como las habilidades para manejarlos. Por tanto la Inteligencia emocional la podemos organizar en:

– Conocer las propias emociones y sentimientos; tener conciencia de las propias emociones y reconocer un sentimiento en el momento en que ocurre. Una incapacidad en este sentido nos deja bajo la voluntad de las emociones incontroladas.

– Aprender a manejar las emociones y los propios sentimientos; la habilidad para manejar los propios sentimientos con intención de que se expresen de forma apropiada se basa en la toma de conciencia de las propias emociones. Esta habilidad nos ayuda a suavizar, minimizar, expresiones de rabia, ira, furia,.., a controlar los impulsos y regular nuestros estados de ánimo.

– Aprender a reconocer las emociones y los sentimientos de los demás; la empatía, la importancia del conocimiento de las propias emociones y poder sintonizar con las emociones de los demás, también aquí adquiere importancia la confianza que tenemos con el otro.

– Aprender a crear nuestras propias motivaciones; la emoción y la motivación tienen que estar íntimamente unidas, motivarnos, ser optimistas y perseverar a pesar de las frustraciones.

– Aprender a gestionar nuestras relaciones; la habilidad de manejar las emociones de los otros y establecer buenas relaciones con los demás.

Un medio que nos hace ser más conscientes de nuestros sentimientos y emociones es el CINE, con él disfrutamos, nos entretenemos, nos identificamos con los personajes, con los lugares, proyectamos sueños, deseos, …, nos hace reír, llorar, enfadarnos, sorprendernos,…

Algunas películas que pueden aumentar nuestras habilidades emocionales por su capacidad para aflorar emociones son,

Juno

Juno es un ejemplo muy acertado de Inteligencia Emocional, su protagonista tiene la capacidad de identificar de forma clara sus propias emociones y las de los demás, sabe lo que quiere y lo que no y sabe reconocer lo que necesitan emocionalmente las personas que la rodean.

amelie-edicion2-discos-frontal-dvd

Amélie, nos muestra muy acertadamente la Sorpresa, emoción que se caracteriza por su reacción ante algo imprevisto o extraño. Amélie nos muestra un mundo de imaginación, de creatividad, de entusiasmo, nos muestra la parte altruista del ser humano, generando emociones agradables y positivas. También nos deja ver como su protagonista se va enfrentando a sus propios miedos, inseguridades y su timidez.

Caratula Bif Fish

Big Fish, película cuyo protagonista es un claro ejemplo de actitud positiva frente a la vida, frente a los problemas. Nos muestra el inconformismo, la perseverancia, la ilusión, las ganas de avanzar, de crecer,… creando sus propias motivaciones.

La vida es bella

Otra película que me recuerda al protagonista de Big Fish es La vida es Bella, a pesar que el film no tiene nada que ver, ya que éste se basa en una familia que es internada en un campo de exterminio, me entusiasmó la actitud positiva y optimista del protagonista, Guido. Éste transforma la situación, dura, irreal e incomprensible que están viviendo él y su hijo en un juego para que éste no se dé cuenta.

Mejor imposible

Mejor imposible, personalmente me parece un film increíble, nos muestra un Jack Nicholson incapaz de posicionarse en alguien que no sea él mismo; personaje irónico, dañino, insensible, obsesivo, al cual le es imposible comprender tanto las emociones ajenas como las propias. A lo largo de la película se observa como poco a poco se va descentrando de él y va consiguiendo observar sus emociones y las del resto, venciendo así sus distorsiones y consiguiendo ser empático.

“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno. Con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo. Aristóteles, Ética a Nicómaco.”

En Dendros, desde hace años, impartimos cursos sobre Inteligencia Emocional, para conocer cada habilidad, tomar conciencia del nivel de desarrollo que tenemos y aprender técnicas para potenciar cada una de ellas. Si deseas recibir más información sobre los talleres y cursos que realizamos no dudes en contactar con nosotros.