Empeorar o mejorar una experiencia sexual


En la red hay un listado largo de páginas que hablan de ERRORES que se comenten en las relaciones sexuales. A mí, personalmente, hablar de ERRORES lo encuentro un poco fuerte, ya que es como categorizar las relaciones como “correctas” o “incorrectas”, esto lo que hace es mantener la creencia q hay al respecto, por lo que la sensación de juicio, de examen vuelve a coger volumen ante un tema que sería más agradable vivirlo como un juego. Donde vas a pasártelo bien, sin metas, sin exámenes, sin reglas rígidas.
Desde que hago terapia he incorporado en mi vocabulario una pregunta que me ha abierto más posibilidades y también a los clientes. En vez de plantear la cuestión; “¿esto es normal?, ¿está bien?” les invito a que se planeen la duda en términos de “¿lo que estás haciendo, pensando… te es ÚTIL?”
Hay aspectos, conductas, actitudes, comentarios que van a ser UTILES para crear un mayor puente de conexión entre los dos miembros de la relación sexual y hay otros que NO VAN A SER UTILES para este fin, sino que quizá puedan provocar mayor distanciamiento entre los “jugadores”.
Pero, siempre, siempre, el significado de lo que pase lo va a dar la persona. Es decir, no importa tanto lo que se haga, o lo que se diga sino el significado que le de la persona que lo escuche.
Voy a describir algunos aspectos que QUIZÁ NO ayuden a crear puentes de conexión, sino que al contrario pueden aportar distancia entre las personas, muchos de estos también provocarían el mismo resultado si estuviéramos hablando de una velada, de quedar para comer….
Estos aspectos son igual de importantes para los hombres como para las mujeres:
Si se cuidan, facilitamos que la otra persona quiera ACERCARSE MÁS (literal como metafóricamente hablando):


  • LA HIGIENE Y CUIDADO DE NUESTRO CUERPO:

o EL OLOR CORPORAL (pelo, aliento, axilas, piel, genitales…) puede ser un poco fuerte o no agradarle para la persona con la que estamos, si no están limpios, si hemos bebido mucho alcohol, tabaco.
Puede ser útil llevar un cepillo de dientes en el bolso, o un espray del aliento mentolado, un botecito de colonia o toallitas húmedas por si a caso (estas últimas son muy cómodas para hacer una limpieza de “bajos” cuando aparece una urgencia para ir al lavabo a cubrir necesidades fisiológicas y más si en este no hay papel o si surge la oportunidad de tener una relación sexual para hacer una puesta a punto rápida de los genitales)
Si estás en casa, también es muy útil realizar una ducha antes de la relación sexual o mejor aún, hacerla juntos. De esta forma ambos se sentirán cómodos para compartirSE.
Pero como he dicho antes, todo va a depender del significado que le de el otro. Hay personas que les gusta mucho el olor natural y fuerte del cuerpo.
Otro aspecto que también se puede cuidar son las uñas de los pies y de las manos, ya que muy largas podrían arañar al otro (aunque quizá al otro le guste ser arañado, por lo que a más largas más útiles para jugar).
El afeitado y depiladoprovoca que las caricias que se dan o reciben y la visión del cuerpo sean de calidad diferente. Sobre gustos no hay nada escrito y la propia persona puede ir cambiando de opinión en diferentes momentos de su vida; hay personas que les gusta ver el sexo del otro totalmente depilado, a otros no (y si esta práctica se ha realizado unos días antes podría pasar que pique o rasque a uno de los dos); el pecho del hombre como las piernas de una mujer tienen un tanto diferente depilados o con bello. LA barba de los chicos vuelve a ser un tema que es muy personas ya que puede agradar la sensación en el cuerpo esos pelos que tapan parcialmente la cara.

  • El hombre y la mujer tiene la capacidad de disponer de cinco sentidos, aunque el más explotado es el de la vista, por lo que quizá nos entre mucho mejor ver a nuestra pareja con ROPA INTERIOR BONITA Y CONJUNTADA. Un aspecto que puede convertir de erótico a cómico puede ser dejar como prenda para el final los calcetines o ropa interior de diferentes colores o muy pasados de moda (pero vuelvo a repetirme, quizá a tu pareja le guste).

  • EL TIEMPO DEDICADO A JUGAR (antes de la penetración o después de esta); Todas las personas necesitan un tiempo para pasar de un estado de relajación, a un estado de excitación (como el tiempo que necesitas para cruzar un puente). En algunos momentos puedes necesitar poco rato y ya estás listo para la acción, pero en otras ocasiones tu cuerpo tu mente van algo más lentas. Si estás en el segundo caso y no lo haces explicito a tu pareja, posiblemente cuando ésta proponga aumentar el nivel de la acción, tu cuerpo quizá no esté suficientemente excitado. O si tú no tienes en cuenta que tu pareja no está todavía en el otro lado del puente (el de la excitación) puedes plantear conductas o juegos que sean rechazados.

Lo más útil en estos casos es ser sincero con la otra persona y que sepa en qué situación te encuentras, ya que le puede servir para bajar el ritmo o plantear hacer juegos diferentes.
Aspectos que pueden ayudar a preparar el cuerpo para la excitación son masajes, caricias, lamer, besar en diferentes partes corporales, susurrar al oído….
Otra vez vuelvo a repetirle, no está ni bien ni mal dedicarse un rato a hacer juegos, depende de muchas variables será más útil o menos invertir en esta acción

  • EL SEXO BRUTO, Y LAS PALABRAS SUBIDAS DE TONO
Se recibirán con mayor agrado si los dos lo han negociado o pactado. Por el contrario si la otra persona no sabe tus intenciones quizá se pueda negar a la acción. Hay muchas parejas que utilizan y les gusta el vocabulario fuerte y subido de tono durante el acto sexual, pero como comento, los dos han de estar de acuerdo con el juego.Ya que por el contrario puede provocar una reaccion diferente a lo deseado y molestarle a los oidos y disgustarle al receptor.
La penetración anal también está incluida en estas acciones). Es más útil que la persona penetrada (vaginal o analmente) sea la que marque el momento, la intensidad y profundidad de esta. Y si hay un lubricante a mano más fácil puede ser.

Dentro de esta categoría se podría añadir una conducta que puede gustar pero también no ser nada útil o disgustar mucho y es tocar o morder el pene o el clítoris de forma bruta (aunque quizá le guste. Pero mejor que sea el receptor que lo decida)

  • En el sexo siempre hay que elegir entre SENTIR O PENSAR;si realizas una acción no puedes hacer la otra. Todo aquello que te aleje de la experiencia de vivir el presente posiblemente no te va a ayudar a acercarte al otro o disfrutar del sexo. Acciones del tipo:
o Hablar de otros temas que no tengan nada que ver con lo que se está haciendo
o Comparar con otras relaciones sexuales o personas
o Criticar algo que no te ha gustado
o Concentrarse en el placer que se le da al otro y no en el de uno mismo.
o Esperar que el otro te de placer (depende exclusivamente de ti hacer o pedir para poder disfrutar)
o Concentrado en hacer fotos o video
o Estar pensando en vez de sentir el cuerpo
Pero claro está, vuelve a pasar lo mismo que con los otros puntos anteriores, todo va a depender del significado que le den los dos miembros de la relación.

  • Puede ser POCO ÚTIL FORZAR SITUACIONES SIN HABERLAS NEGOCIADO o sabiendo que al otro no le van a gustar; como:
o Forzar una penetración anal.
o Eyacular en la boca o cara sin avisar
o Obligar a realizar una fantasía sexual, o postura

  • En el SEXO TÚ ERES LA ÚNICA PERSONA RESPONSABLE DE TU PLACER, por lo que te va a ser más útil ser coherente entre lo que quieres, haces y pides al otro. Fingir un orgasmo eterniza el problema de base.

Al final pasa en el sexo como en muchos otros aspectos en la vida, todo depende del significado que le des a lo que te pasa y ser activo en la búsqueda del placer.
Recuerda las reglas de oro de todo acto sexual:
· Haz todo lo que quieras hacer
· No hagas nada que no quieras hacer
· Siempre desde el cariño y el respeto