Época de exámenes

Female student studying

 

Este periodo del año, además de por apretar más el calor, alargar el día e ir de verbena, se caracteriza por la llegada de los exámenes. Está claro que a nadie le gustan los exámenes, pero no todo el mundo los vive igual. Hay personas para las que la presión resulta insoportable y los nervios y la ansiedad dificultan mucho la concentración, convirtiendo esta época en un verdadero tormento.

Para rendir más y mejor se necesita cuidar y nutrir el cuerpo y la mente. Hay que intentar desterrar los pensamientos negativos que provocan el bloqueo y una muy buena manera es hacer deporte. El ejercicio físico es un aliado de excepción en época de exámenes: mejora la concentración y la

memoria, reduce las molestias de espalda y cuello, ayuda a dormir mejor, disminuye la tensión muscular y nerviosa y por lo tanto el nivel de estrés. Y también libera endorfinas que aumentan la sensación de bienestar. Si el ejercicio puede ser al aire libre, mejor, Sabemos lo importante que resulta para mantener la serenidad y oxigenar bien todas nuestras células ejercicios de respiración consciente,ya sea mientras paseamos o hacemos deporte, o bien en casa y con una actitud más concentrada y meditativa. Dormir también es fundamental en este periodo, el cansancio no es un buen aliado del aprendizaje y dificulta mucho la concentración y la memoria.

Asimismo hay que cuidar mucho la alimentación.Cuando se trata de exámenes o de oposiciones toda ayuda nutricional a las células nerviosas es importante. Un periodo intelectualmente activo

requiere un aporte adecuado de hidratos de carbono complejos (cereales integrales, legumbres), como principal fuente energética, así como de proteinas, grasas y vitaminas. También puede ayudar a mejorar nuestro rendimiento intelectual y cognitivo tomar determinados suplementos que completarán la acción de una buena alimentación, ejercicio y las horas de sueño necesarias. Entre ellos destacaremos las vitaminas y minerales, en concreto las del grupo B, imprescindibles para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y la vitamina C, por su acción antioxidante que facilita la protección de las neuronas. Entre los minerales destacariamos el calcio y el magnesio, cuya acción conjunta ayuda a la transmisión del impulso nervioso. Además el magnesio ejerce una acción relajante sobre el sistema nervioso, en caso de estrés crónico o agudo, como el que nos ocupa y sobre la musculatura, evitando contracturas por el exceso de tensión. Otros suplementos para época de exámenes podrían ser omega-3 , ginkgo biloba o lecitina, todos ellos, desde diferentes aspectos, activadores de la función cerebral. Y cómo no, si es necesario se pueden incluir en este periodo plantas directamente relajantes como valeriana, melisa, lavanda o pasiflora entre otras, que aportarán serenidad y calma.

Este periodo de preparación no puede improvisarse y combiene incluir este cambio de hábitos al menos un mes antes a las fechas en cuestión. De esta forma nuestro organismo responderá mucho mejor al reto que supone esta época y se notará mucho en los resultados.Así que suerte a todos los que tengais exámenes .