¿ Eres corredor de fondo o de velocidad ?

correr

Aprovechando que está tan de moda el running voy a hacer una paralelismo de estas dos formas de correr, con las diferentes formas que tenemos de vivir nuestra vida.

Correr es una de las mejores metáforas que tenemos a la hora de hablar de retos. Para correr hay que prepararse, entrenar cada día; incluso cuando llueve, franquear obstáculos, hacer previsión –temperatura, tiempo, etc.-, visionar, fijarse objetivos, plantear alternativas y comprometerse, entre otras cosas.

Si todo esto lo llevamos a nuestras vidas, pensemos: ¿Cuántas horas entrenamos al día para ser lo que queremos ser? ¿Sabemos franquear esos obstáculos? ¿Tenemos alternativas a nuestros objetivos? ¿Nos comprometemos con nuestros resultados? ¿Tenemos visión a largo plazo? ¿Sabemos dónde queremos llegar? ¿Nos planteamos objetivos a corto plazo?.

La vida cada día es entrenar con esfuerzo y disciplina para conseguir nuestros retos.

Y tú, ¿cuántas veces entrenas? ¿ eres corredor de fondo o de velocidad ?

Con un proceso de coaching conseguirás establecer tus metes, plantear alternativas, visionar tus resultados y comprometerte con tu objetivos.

¿Te apuntas?