Es imposible cambiar a los demás

Sólo podemos ponernos como objetivos aquello que dependa de nosotros

El otro día en sesión una persona comentaba que quería que los demás fueran y se comportaran de forma diferente.

Marc querría que su familia cambiara. Él estaría mejor si los demás le trataran más relajadamente y le trataran como un adulto. También quería que su jefe le hablara con respeto. Y que su mujer le criticara menos.

En este momento le explico una de las frases que se repite mucho en terapia “ES IMPOSIBLE CAMBIAR A LOS DEMÁS”

Sólo podemos ser responsables de nuestro propio cambio, pero cuando nosotros cambiamos los demás ya no se pueden relacionar de la misma forma o su conducta no nos afecta igual que antes del cambio. Cuando somos o actuamos de forma diferente, va a influir en los demás , provocando que decían dejar de relacionarse o que lo tengan que hacer de otra forma.

Les pregunto si saben jugar a billar, y dibujo uno. Les digo que cada personaje de su familia o significativos son una de estas bolas. Le invito a colocarlos a todos, una vez le he ubicado yo a él (la distribución de estos en el espacio también es información para la terapia).

BILLAR1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez distribuidos por la mesa, le dibujo a él en otra posición.

BILLAR2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No ha tocado, no ha movido, no ha CAMBIADO las otras bolas, pero sí ha influido en el posterior movimiento que éstas tengan que hacer.

Sólo nos podemos poner como objetivo aquello que dependa de nosotros.