Escucha a tu cuerpo en vacaciones

freedomQuien más quien menos a partir de mañana inicia un periodo de vacaciones y descanso. Algunos,los más privilegiados, desde mañana mismo, otros disfrutarán de cuatro o cinco días de descanso, de relax, de desconexión del ritmo habitual, para conectar con otro ritmo, con otro tempo. Y en ese sentido es fundamental pararse y escuchar, escuchar lo que queremos y necesitamos hacer en este paréntesis, escuchar lo que el cuerpo necesita. Y no estoy hablando del cuerpo exclusivamente sino de la entidad global cuerpo-mente, de todo nuestro organismo energéticamente hablando.

Es probable que tengamos ya algo planificado, si no es así, simplemente pararse a sentir cómo llenar ese espacio que se nos ofrece. Puede que sólo necesitemos descansar, básicamente olvidarse del reloj y de la agenda y no hacer nada, o al menos nada de lo considerado habitualmente “productivo”. Os invito estos días de vacaciones a producir menos y ser más, desde el cuerpo y desde vuestra totalidad : paseos, lectura, dormir más, cocinar con ganas y creatividad, ver películas, quedar con personas con las que realmente apetece ver.

También es posible retomar buenos hábitos en estos días de vacaciones, aparcados ,una vez más ,por falta de tiempo y por una lista de prioridades no siempre ajustada a nuestras verdaderas necesidades.Es bueno retomar, por ejemplo, ese espacio de quietud de diez minutos, en el que intentabas armonizar cuerpo y mente y que has acabado dejando. Sólo son cinco días, pero ese ritmo sin prisas te va a permitir retomar el contacto contigo y , con suerte, continuarlo después.

No obstante, como esta breve reflexión pre-vacacional va de escuchar el cuerpo y actuar en consecuencia, si lo que te pide es actividad, movimiento, y marcha, pues adelante, el tiempo es todo tuyo. De lo que se trata es de conectar contigo y tu necesidad de ahora y en la medida de lo posible, satisfacerla. Que lo consigas.