Estar en una silla de ruedas en Tinder

tinderTinder es una aplicación para citas que promete ofrecerte oportunidades para conocer a personas con las que compartes intereses, estilo de vida, planes para el futuro y, por supuesto, para las que siente afinidad y atracción física.

En pocos años esta aplicación ha llegado a ser una referencia para jóvenes y no tan jóvenes de todo el planeta, convirtiéndose en uno de los fenómenos más representativos de la generación Z ( esta denominación se refiere a las personas nacidas a partir del 1994, también llamados la Net Generation, por su relación con internet y los medios digitales ).

Dentro de todas las tipologías de personas que descargan Tinder en la esperanza de conocer a gente nueva, tener relaciones sexuales y, eventualmente, encontrar a una pareja, también hay personas con discapacidades. Recientemente algunos periódicos internacionales, entre ellos The Guardian, se han interesado acerca de la vivencia de estas personas.

Las entrevistas hechas a personas en silla de ruedas, la discapacidad más presente en Tinder, nos acercan a la experiencia de quien está buscando su lugar en un contexto donde lo que cuenta es gustar, ser considerado atractivo, parecer interesante y tener citas.

Entre los entrevistados, hay quien habla de las dudas a la hora de decidir si escoger una foto de perfil donde se vea la silla de rueda o no. Las ventajas y desventajas de cada una de las elecciones son varias, siendo la más evidente que muchos usuarios Tinder no escogen a una persona con foto en silla de rueda. Quien decide poner una foto donde no aparece la silla de rueda, tendrá que enfrentarse a otra dificultad, es decir decidir cual es el mejor momento para desvelar a la persona con la que se está chateando acerca de la propia discapacidad motora.

Uno de los momentos más desafiantes es hacer frente a las respuestas que siguen a la revelación. Entre las respuestas más comunes encontramos: “Y va a ser así para siempre?”, “Puedes tener sexo?”, “Tienes que usarla todo el tiempo?”, “Voy a tener que empujarla?”. Algunos usuarios deciden al contrario acabar la conversación y desaparecer sin mayores explicaciones.

Pero no todas las experiencias para personas en silla de ruedas en Tinder son negativas, algunos admiten haber encontrado pareja o buenos amigos a través de esta aplicación. Pero, desafortunadamente, son la minoría. Otros de los usuarios han decidido darse de baja de la aplicación concluyendo que es más difícil encontrar a personas dispuestas a relacionarse con alguien en silla adentro de Tinder que en la “vida real”.

No podemos concluir si esta aplicación favorece la exclusión social de personas que no responden al estereotipo de hombre o mujer joven, atractivo, cosmopolita y ocurrente que el Tinder pretende difundir. Por qué también puede que los comportamientos que vemos en Tinder no sean más que el reflejo de lo que sucede cada día en la calle.

Este post tiene tan solo el objetivo de ser un abrir una reflexión y sensibilizar acerca de las muchas realidades con las que nos encontramos adentro y afuera de La Red.

Te ha pasado alguna vez de sentir que alguna característica tuya no está aceptada? Que tu valor como persona se ha visto disminuido a los ojos de otra persona? Han intentado cambiarte por el hecho de no poder aceptarte tal y como eres? Lo has intentado tu mismo también?

Si te apetece más información sobre este el tema puedes encontrar más información y testimonianzas reales aquì.