Expresar la sexualidad

La expresión de la sexualidad es tan variable como personas existen, aunque uno de los grandes mitos es la creencia que hay una forma única, estándar o “correcta” de funcionar.

Una de las preguntas más oídas en terapia es “¿lo que hago es normal?, ¿es correcto?”

Existen expresiones individuales (como la masturbación, las fantasías sexuales…) y otra forma compartida.

 

Hoy nos centraremos en las relaciones compartidas, que pueden ser:

    • RELACIÓN CON UNA PERSONA:

Que puede ser con tu mismo sexo (relaciones homosexuales) o con el otro sexo

(llamadas heterosexuales).

 

La relación heterosexual y después del matrimonio era lo que ha considerado la religión como la “correcta” y única. Y el sexo con la finalidad de procrear. Pero a la religión le pasa como a la política no van a la velocidad, ni en el mismo sentido que la población.

En este apartado estarían incluidas todas las relaciones que se pueden tener con una persona; con tu pareja, con una prostituta, para tener un hijo…

 

  • RELACIÓN CON MÁS DE UNA PERSONA : 

o Trio:

Es una actividad sexual que se lleva a término entre tres personas. En esta categoría entra cualquiera de las posibles combinaciones; dos hombres y una mujer, dos mujeres y un hombre, tres hombres o tres mujeres. En general todos

juegan con todos.

Este juego sexual es una de las fantasías sexuales más comunes entre ambos sexos.

o Troilismo:

Los participantes también son tres, donde hay una pareja y un tercero (o tercera). Un miembro de la pareja observa al otro mientras tiene sexo con otra persona. Es una actividad que va adquiriendo cada vez mayor número de adeptos. Esta fantasía es más frecuente entre los hombres

o Pareja abierta:

Hay parejas que son muy conscientes que no se puede cumplir todas las necesidades sexuales de la pareja durante todos los años de relación. Por lo que dentro de su filosofía de vida está permitido tener relaciones sexuales con otras personas.

o Swinging (intercambio de pareja):

También conocido como Life styler. Consiste en tener relaciones sexuales con otras parejas. Puede ser de dos tipos:

  • Intercambio suave: se realiza el intercambio de parejas, pero en el mismo momento y en el mismo espacio físico. Por lo que los miembros de la relación puede ver lo que hace el otro.
  • Intercambio total: el intercambio sexual se puede dar en momento y lugar diferente.

Es muy importante que los dos miembros de la relación deseen este tipo de juego, ya que si sólo se hace para contentar a la pareja, o para no perderla y va en contra de tus principios o valores al final se acaba girando en contra de la relación. Creando un gran malestar.

Los practicantes de estas relaciones consideran que este tipo de actividad es moralmente más aceptable que y puede reforzar la pareja antes que una infidelidad.

En estos juegos es diferente tener una relación y tener sexo por sexo.

o Orgias:

Es un encuentro con más de tres personas donde está permitido todo tipo de conductas sexuales. Todos y todas juegan con todos.

A veces se ha utilizado como rito religioso.

o Gang bang:

Es un tipo específico de orgia. Es un juego sexual, donde participan más de tres personas, pero una de ellas es la protagonista o el que tiene el papel más activo, teniendo relaciones sexuales con todos.

o Bukkake:

Un género pornográfico y una práctica de sexo en grupo, donde una serie de hombres se turnan para eyacular sobre una persona (en su cara o en el cuerpo) ya sea mujer u hombre. En general la persona se traga el semen. Conducta que puede ser de riesgo ya que se podría contraer alguna enfermedad de trasmisión sexual.

En sus orígenes se consideraba una actividad de castigo a las mujeres que habían sido infieles en el siglo VII a. C. en Japon.

Muchas de las escenas de películas porno tienen este final.

o Poliamor

Es tener más de una relación amorosa-sexual estable al mismo tiempo.

Siendo todos consciente de la existencia de las otras relaciones.

Consideran que el corazón es flexible y se puede querer a varias personas a la vez.

Son parejas estables y con un gran compromiso, no está permitida la infidelidad fuera de las relaciones.

 

 

Como ves, existen muchas formas de expresiones de sexo. Algunas pueden gustarte más o menos, pero eso no significa que sean incorrectas, sino que no van con tu estilo o valores.

Al final volvemos a repetir la máxima en la sexualidad que es: haz todo lo que quieras hacer, no hagas nada que no quieras hacer y siempre desde la comunicación y el respeto. Y a partir de aquí…. Disfruta.

Hay un detalle que sí quiero destacar, y es que todo las conductas sexuales pueden ser validas, y divertidas, pero siempre realizando un sexo responsable y seguro, por tu bien o el de los demás.

Información extraída del libro: “Manual de sexología y terapia sexual” de Francisco Cabello. 2010.

 

 

Eva Aguilar

psicologa sanitaria, psicoterapeuta

terapeuta individual, de pareja y sexual