Felicidad: un lujo para todos

Que tienen en común ganadores de lotería y víctimas de accidentes?

El hecho de ser los protagonistas de «¿Es relativa la felicidad?», un libro publicado en 1978 en el que tres investigadores, Brickman, Coates y Janoff-Bulman comparaban tres grupos de personas con vivencias muy diferentes: ganadore de mucho dinero en la lotería, víctimas de accidentes que habían quedado paralizados y un grupo control, es decir, que ni había ganado la lotería ni había tenido accidentes.

Trás la investigación resultó ser que los ganadores de lotería no son significativamente más felices que las personas del grupo de control pero que además sienten menos placer en su día día. Por su parte, los que habían sufrido un accidente se demostraron más propenso a idealizar su pasado.

Otra interesantísima lectura sobre el tema es «El arte de la felicidad», un texto en el que un prestigioso psiquiatra occidental Howard Cutler y el Dalai Lama se reúnen a hablar de como conseguir la felicidad en nuestras vidas. Se trata de una serie de entrevistas comentada donde la visión occidental de Cutler y las profundas reflexiones del Dalai Lama encuentran un espacio de cohesión.

Las ideas básicas que el Dalai Lama propone son:

  • La felicidad es el fin principal de la existencia
  • La felicidad está más relacionada con el estado mental interno que con las condiciones externas, las circunstancia o los eventos, pero primero se habrán de haber cumplido las necesidades básicas de sustento y seguridad.
  • La felicidad puede ser alcanzada gracias al entrenamiento, es decir con determinación y actitud positiva.
  • El secreto de la felicidad está al alcance de todos nuestros día-día.