Fomentar el deseo en la pareja.

 

Son muchos los factores que intervienen en la falta de deseo sexual: Las preocupaciones, el estrés, la rutina, el aburrimiento, tomar algunos medicamentos o los conflictos de pareja pueden hacer que nuestro deseo sexual disminuya. No obstante, aumentar nuestro deseo es posible si tomamos algunas medidas y nos enfocamos en la meta de recuperar nuestra actividad sexual.

¿Qué hacer para optimizar el deseo sexual? Estas son algunas ideas:

  • Comunicación: importante hablar sobre el sexo con la pareja. Ambos miembros de la pareja deben saber lo que le gusta al otro, qué es lo que les hace obtener más placer y en que parte del cuerpo, cuáles son las limitaciones de cada uno o para qué no se está preparada/o.
  • Imaginación: la rutina es el peor enemigo del deseo dentro de una pareja. Cambiar de lugar, de postura, en definitiva fomentar nuevas experiencias contribuye a fomentar el deseo.
  • Reservar tiempo para la intimidad: cualquier momento del día es bueno para disfrutar del sexo. Lo importante es hacer lo posible para encontrar estos momentos de intimidad.
  • Descanso: el cansancio y el estrés son causas frecuentes de la pérdida de deseo sexual, por lo que dormir bien y descansar adecuadamente es importante para recuperar el deseo.

Según Helen Kaplan, uno de los grandes nombres de la terapia sexual, decía que “cada uno de los miembros de la pareja se halla en una posición privilegiada para potenciar o destruir el placer y el funcionamiento sexual del otro”. Cada una de nosotras, por lo tanto tiene la responsabilidad de trabajar e implicarse para recuperar el deseo dentro de la pareja.