yo iba a piñon fijo, de Francesc Granja