Hablar de la muerte es un tema tabu y más hacia los niños

Hablar de la muerte es un tema tabu y más hacia los niños.
Me han explicado diferentes experiencias de familias que han tenido la desgracia de tener una perdida de uno de sus miembros. La desgracia tiene más volumen, cuando esta persona tiene hijos o hermanos pequeños. Es muy dificil saber cómo darles la noticia, y en un momento en el que el adulto mentalmente y emocionalmente no puedes razonar de forma clara.

 

niño en cementerio

 

 

Diversos casos tengo ahora en mente;
• Un hombre (de unos 35 años) me explicó su recuerdo sobre la muerte de su padre, el cual era camionero. Él tenía unos 5 años. Le dijeron que se había ido de viaje. Estuvo durante mucho tiempo preguntando cuando volvería. tardaron años en contestarle
• Una mujer de unos 50 años cuando tenía 11 tuvo un accidente de coche, en el cual sus tíos murieron en el acto. Ella estuvo en coma un tiempo, cuando despertó, su familia llevaba ya un periodo de duelo y consideraron que seria mejor no decirle nada. Ella se enteró por casualidad, y no se sintió acompañada en el dolor, le negaron la posibilidad de expresión, no le llevaron a ver las tumbas. 40 años después cuando me lo explicaba a mi , el llanto era de desconsuelo, de angustia. No podía describir con palabras, la vivencia o recuerdos que tenia al respecto. El dolor era como si le acabaran de dar la noticia. (para mí fue la gran evidencia que el tiempo no cura las heridas. Y el silencio no es un recurso para poder aprender a vivir la perdida)
• Hace unos meses en el colegio en el que la hija de una amiga (la niña tiene 6 años). Se murió la madre de una compañera suya. No le quisieron decir nada. Lo único que sabia ella es que ésta estaba enferma en el hospital. Unas cuantas compañeras suyas sabían la triste noticia. Y la niña se enteró de la desaparición de su ser querido porque a una de las compañeras se le escapó. El drama se complica cuando la pequeña niña decide “seguir con el silencio” y no decir a la familia que ella ya lo sabe.

 

 

 

Si preguntaras a las familias te dirian que lo hacen para protegerlos del dolor. O por la dificultad de poder gestionar su tristeza y la del menor. Pero , ¿como te sentirias si pudieras ponerte por unos segundos en la piel de estos niños? ¿no te seria más util poder compartir el dolor, las dudas, la rabia con las personas que quieres?. ¿cómo crees que pueden interpretar la incoherencia entre el mensaje verbal que le dan y el comportamiento que ven en los adultos?

A veces se utilizan metáforas o explicaciones pensando que serás más bonitas, o fáciles para explicar la muerte, pero se corre el peligro que el niño no esté preparado para entenderlo y lo capte de forma literal; “se ha ido al cielo porque era muy bueno”; “se durmió y no despertó”; “se ha ido de viaje”; … (intenta imaginar cómo te sentirias, y las consecuencia que tendría si entendieras literalmente la noticia).
TODOS vamos construyendo nuestra realidad, le buscamos el significado a las experiencias que vivimos.
Esta construcción también la realizan los niños, y si no disponen de información, lo harán con lo que tengan. Como también vivirán el proceso con los recursos personales que dispongan (que es más favorecedor si entre los recursos está el apoyo de la familia).

Creo que es más util darles siempre explicaciones, adaptadas a la edad. Y aportarles respuestas a las preguntas que le vayan surgiendo.