La necesidad de expresar amor

Como hablamos la semana pasada, la experiencia de que el otro nos demuestre afecto e interés hacia nosotros dando el primer paso es una experiencia que va más allà del placer, es una verdadera necesidad relacional.

Y qué sucede con el mecanismo contrario, es decir con la necesidad de expresar nuestros sentimientos de amor hacia el otro?

También es importantísimo, especialmente cuando de niños se nos enseñó que expresar sentimientos de apego y cariño no era seguro, porqué nos ponía en una situación de vulnerabilidad y por ello de inferioridad con respecto al otro.

Expresar amor es tan importante como expresar la rabia, la tristeza o el miedo, en todas sus variantes. Una parte de como somos está conformada por nuestra manera de ser y de querer al otro. Si dejamos o no aprendemos a expresar nuestra forma única de querer a quien nos importa, nos alejaremos de una parte de nuestra esencia.

La cultura machista enseña que los hombres no tienen que enseñar demasiado sus sentimientos más dulces. La educación reglada enseña a los niños materias indispensables para el desarrollo profesional, pero deja de lado la educación emocional y de expresión de las emociones. El que gana en amor está demasiadas veces descrito como él que se hace desear.

Llegados al final de nuestro recorrido por las necesidades emocionales descritas por Richard Erskine quizás te preguntarás: y donde está la necesidad de ser amad0?

El profundo deseo de ser amado está satisfecho cuando se da un equilibrado cumplimiento de las necesidades relacionales de las que hablamos en las últimas semanas: de seguridad, de aceptación, de valoración, de hacer un impacto, de autodefinirse, de reciprocidad, de que el otro tome la iniciativa y, finalmente, de expresar nuestro amor.

Ahora que las conoces todas, cuales crees que son las más importantes para ti en este momento vital? Podrías escoger 2 o 3?