LA RISA ES ALGO SERIO

sentido-del-humorCada día estamos más concienciados de la importancia de cuidar nuestra salud. Además de mantener sano nuestro cuerpo, con buena alimentación, ejercicio, cuidado de la piel, etc. También hemos de considerar la salud de nuestra mente. La buena salud mental contribuye a la salud física y viceversa, así que complementándolas conseguimos un bienestar integral.

La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psíquico y social. Afecta la forma en como pensamos, sentimos y actuamos cuando lidiamos con la vida. Así que estaremos de acuerdo en cómo nos afecta nuestro estado de ánimo a la hora de vivir y tomar decisiones.

Se ha demostrado que si hay algo importante para cuidar nuestro bienestar mental, es la búsqueda de emociones positivas, sobre todo si esto nos supone reír. La risa es verdaderamente terapéutica y tiene todo tipo de beneficios. La Sociedad Española de Neurología (SAN) ha estudiado que las personas risueñas tienen un 40% menos de problemas vasculares y viven una media de cinco años más gracias a la buena oxigenación y el trabajo cardíaco que desencadena la risa. Además liberan dopamina, un neurotransmisor que produce una sensación placentera y activa el circuito de la autorecompensa. Esto significa que la sensación de satisfacción personal aumenta y es más fácil ser confiado y afrontar las dificultades. La SAN incluso apunta que el ejercicio de la risa y el sentido del humor activan diversas áreas del cerebro y facilitan su interacción, por lo que su resultado puede ser positivo para el desarrollo de la inteligencia, no sólo en la infancia, sino durante toda la vida.

Por lo tanto, no relativicemos la importancia de buscar los momentos para reír y compartir el sentido del humor con nuestro entorno. De muchas formas se ‘contagia’ y genera sinergias positivas que ayudan a mejorar las relaciones personales y el trabajo en equipo.

Como a veces es difícil que surja espontáneamente, necesitamos buscar y provocar nuestros rincones de ocio donde podamos ser más libres y estar relajados y sin miedo. Si nos permitimos dar rienda suelta a nuestra parte más payasa y ocurrente desarrollamos una parte muy importante de nuestra personalidad, un apoyo vital. También es una habilidad que se ejercita.

images