Las 8 necesidades relacionales: 2 La valoración

oreja

Estarías en una relación con alguien que no te valore, ni respecte, ni cuide?

Valorar al otro, en el sentido que a esta palabra le da Richard Erskine en su teoría de las relaciones interpersonales, tiene bastante que ver con la idea de ser comprendido.

Nadie te puede comprender al 100 por cien, ni siquiera tu terapeuta o tu pareja. Son posibles momentos de intensa comprensión y comunión de sensaciones e intenciones entre las personas, pero en líneas generales es suficiente con un cierto nivel de comprensión, o por lo menos, lo cual es mucho, el intento y la voluntad de comprender al otro. Ni siquiera uno mismo se entiende al 100 por cien todo el tiempo, pero la voluntad de hacerlo hace milagros.

Comprender se relaciona con valorar porqué si alguien no sabe ni tiene interés en saber quien soy, que hago, como me siento, que cosas tienen peso y valor para mi, como podrà valorarme en cuanto persona única e insustituible?

Por otro lado, valorar tiene que ver con aceptar a la persona en la totalidad de su manera de ser. Esto significa creer que todo lo que el otro hace tiene un sentido, un propósito y un valor para la otra persona, ya sea consciente o inconsciente. Valorar significa aceptar este valor, no descontarlo y considerarlo como un sin sentido.

Piensa en tu vida, se te ocurre cuales de las personas que te rodean te valoran y cuáles no? Y cuando esto sucede, como te das cuenta de ello? Que sentimientos te despierta? Y a nivel corporal, donde ubicarías las sensaciones que te provoca cuando el otro te valora, o deja de hacerlo?

Por supuesto, una de las funciones básica de la relación terapéutica es el encuentro con un otro, el psicólogo, que me valora, comprende y acepta. Y, si hay algo de mí que no puede comprender en un primer momento, igualmente le da la importancia, espacio y respecto que se merece.

Buen fin de semana!