Las GordiBuenas, o como disfrutar de tus curvas

Elena Devesa y Rebeelena y rebecaca Gómez son “Las gordibuenas”, dos emprendedoras blogueras que hace 3 días han publicado su primer libro sobre el derecho, y placer, de ser una mujer con curvas. Aquí lo tenéis

Sin dejar de lado la importancia de mantener una alimentación y un estilo de vida saludable, Elena y Rebeca nos invitan a revisitar el concepto de “gorda” y nos dan consejos sobre cómo dejar de ser víctima de los estereotipos que acompañan a esta palabra.

Por empezar deciden apoderarse de la palabra “gorda”. Antes de que alguien más, entredientes, pronuncie esta palabra tabú y la utilice para denigrar su aspecto, y su persona. Por qué tener curvas, siempre que sea de manera saludable, no es diferente a ser alto, bajo, delgado o de pelo moreno, nos invitan a reflexionar las dos amigas. Y no es solo una cuestión de talla. Elena y Rebeca quieren abrir un debate sobre la obsesión con las cifras que impera en la sociedad contemporánea.

Nos invitan a reflexionar sobre el hecho de que a menudo se nos empuja a “medirnos”, en muchos sentidos, ya sea la talla, la altura, el dinero que ganemos, el número de posesiones que tengamos, el número de horas trabajadas, el número de amigos (ya sean virtuales o reales), la cantidad de veces que he hecho tal cosa y tal otra. Las gordibuenas oponen la calidad a la cantidad: ni “más” ni “menos” es de por sí bueno.

A pesar de ser de especial interés para personas que se consideran rellenitas, creo que las reflexiones de Elena y Rebeca nos sirven tanto a las “gordibuenas” como a las “flacasmajas” ;-), o mejor dicho a cualquier persona que sienta que su cuerpo no responde a ciertos cánones y por esto no se siente tan cómodo a la hora de estar en sociedad.

Desde el punto de vista psicoterapeutico, nuestra capacidad de estar agusto con nuestro cuerpo, sus características y su correspondencia o menos con el ideal estético, es una de las manifestaciones de una sólida autoestima. Que el imperativo cultural actual no facilita una aceptación incondicional de nuestro cuerpo es un hecho, pero un trabajo profundo sobre la persona, su relación con si mismo, su manera de acariciarse internamente y a partir de allì establecer un diálogo amoroso y gordibuena
único con su propio cuerpo, pueden revertir mucho de los daños hechos por la cultura y la educación.

Porqué, como decía Oscar Wilde “El amor a uno mismo es un romance que dura para toda la vida”.

Os dejo con algunas de las situaciones tipos que Elena y Rebeca han individuado como las más dificultosas cuando se tiene sobrepeso. Y tu, te reconoces con algunas de estas afirmaciones? Te gustaría tratarlo en terapia?

 

  • Comer delante de gente
  • Las revisiones médicas
  • La playa
  • Ser la más gorda de algún sitio
  • Correr detrás del autobús y que todo el mundo te mire
  • Que la gente no se siente a tu lado en el transporte público
  • Pasar delante de un grupo de hombres
  • Tener sexo con la luz prendida
  • Ir a una primera cita a ciegas
  • Presentarte a los amigos de tu novio
  • Hacer deporte en equipo
  • Que te quieran coger en brazos
  • Subir a un ascensor con alguien