Liberarte de tus heridas.

 

images (2)

 

A lo largo de la vida experimentamos situaciones de ganancia que nos producen alegría, pero también sufrimos pérdidas que nos producen tristeza y heridas. Es importante no ignorar las heridas para de esta manera poder curarlas y aprender de ellas.

Mediante la terapia se invita a las personas a mirar las heridas para resolverlas y ayudarlas a pasar página habiendo aprendido de la experiencia dolorosa. El siguiente ejercicio te puede ayudar a conectar con este aprendizaje que se puede llegar a conseguir a través de las perdidas.

Dibuja tu herida, ¿Qué forma tiene?¿De qué color es?¿Cuáles son sus dimensiones deja que te vengan las respuestas a estas preguntas, tómate tu tiempo….

Cuando hayas acabado, arranca la hoja y rómpela en mil trozos y tíralos en seguida o quémalos imaginando que el resentimiento y tu herida se consumen al mismo tiempo.

 

11aced2a3ddd2fdf32a486b0b06767c0