Los enemigos de la autoestima.

 

La baja autoestima es una fuente permanente de inseguridad e insatisfacción personal y se considera como un importante factor de riesgo para el desarrollo de numerosos problemas psicológicos tales como trastornos de la alimentación, depresión, ansiedad, etc.

La persona con baja autoestima puede mostrar los siguientes enemigos de la autoestima:

  • Aprende con dificultad, ya que piensa que no puede o que es demasiado difícil.
  • Se siente inadecuado ante situaciones vivenciales y de aprendizaje que considera que están fuera de su control.
  • Realiza una autocrítica muy estricta, tendente a crear un estado habitual de insatisfacción consigo mismo.
  • Hipersensibilidad a la crítica, que le hace sentirse fácilmente atacada por los demás, y suele mostrar inhibición ante esta crítica.
  • Indecisión crónica, no tanto por falta de información, sino por miedo exagerado a equivocarse.
  • Desea excesivamente complacer; no se atreve a decir “no” por temor a desagradar y a perder la benevolencia de los demás.
  • Perfeccionismo, o autoexigencia de hacer “perfectamente”, sin un fallo, casi todo cuanto intenta, lo cual puede llevarle a sentirse muy mal cuando las cosas no salen con la perfección exigida.
  • Sentirse culpable: se condena por conductas que no siempre son objetivamente malas, exagera la magnitud de sus errores y delitos y / o los lamenta indefinidamente, sin llegar a perdonarse por completo.
  • Hostilidad flotante, irritabilidad a flor de piel, que le hace estallar fácilmente por cosas de poca monta.
  • Tendencia a la tristeza: tiende a verlo todo negro, su vida, su futuro y, sobre todo, a sí mismo; y es proclive a sentir una inapetencia generalizada del gozo de vivir y aun de la vida misma.

¿Necesitas mejorar tu autoestima?