los niños y las niñas son diferentes

los niños y las niñas crecen diferente, pero no es genetico. Una gran parte de esta diferencia se debe a la educación.

Se hizo un experimento hace un tiempo (Lamas, 1997) donde se les dijo a unos observadores que valoraran y describieran a unos bebes, sin que ellos supieran el sexo de un bebé en algunos momentos se le vestía de rosa y en otras ocasiones de azul. Lo que se observó con el estudio es que a los bebes de rosas se les describió con características y aspectos más dulces, como; que eran bonitas, dulces, delicadas… y a los bebés vestidos de azul (que eran niñas) se les describió con características más de acción (como movido, espabilado…). ¿Qué confirma este experimento? Que tenemos unos estereotipos, unas expectativas y acciones diferentes dependiendo del sexo de la persona (van a influir aspectos biológicos y sociales). A esto se le llama ROL DE GÉNERO (femenino o masculino). Nuestra comunicación verbal y no verbal es desigual entre ambos sexos.
Estamos en una sociedad, que aun hoy en día “espera” un tipo de comportamiento, acciones diferentes si eres niña o un chico. Por suerte hay muchos aspectos que han cambiado desde la época de nuestros abuelos, pero hay otros aspectos que se siguen repitiendo. A las mujeres se les prepara más para ser seres sociales, se les potencia más el lenguaje, para hablar de sus emociones y debilidades. A los hombres se les enseña a ser activos, a competir, a lograr éxito (oposición de fracaso), a no expresar emociones de “debilidad” (como tristeza) y a resolver problemas. Esto va a suponer unos miedos diferentes a ambos sexos y una forma de moverse por el mundo desigual, eso va a comportar unos puntos fuertes y quizá unos puntos débiles.

 

puedes leer más entradas relacionadas con la diferencias que “creamos” entre niños y niñas, afecta en su autopercepcion y creeencias.

juguetes; el color rosa es de niñas;

Hace un tiempo que observo los dibujos “inocentes” que ven nuestros hijos (es lo que tiene tener un menor en casa) y están cargados de estereotipos, de violencia, de juicios, de unos valores cargados de competencia entre niños, de comparaciones… quiero dedicarle una entrada exclusiva a este tema. Pero hoy quiero resaltar un detalle que vi ayer mismo (y lo he visto repetido en diferentes dibujos animados y cadenas); cuando un niño, o un perro (concretamente ayer vi la Patrulla canina) se emociona por algún detalle y en coherencia surgen lágrimas de los ojos. Cuando otro y otra le ve SIEMPRE dicen “se me ha metido una cosa en el ojo”. Esto es la negación de la emoción, se hace explicito que da vergüenza que te vean en un momento sensible.

Creo que en este medio tan potente se podría ayudar a normalizar que los niños, las niñas, o los perros, o cualquier animal de sexo masculino (Según el dibujo) puede sentir emoción ya sea de tristeza o alegría y NO PASA NADA si lloras.