El miedo a engordar durante el embarazo

pregorexia 2

La pregorexia, o “mami-rexia” es la manifestación de un trastorno del alimentación de tipo anoréxico que se presenta durante el embarazo.

Ocurre cuando la futura o neo madre está tan preocupada por la ganancia de peso, proamor embarazadopia de un embarazo saludable, que se obliga a seguir dietas muy restrictivas y hacer ejercicio fisico intenso durante o inmediatamente después del embarazo.

El “mal ejemplo” nos viene de las estrellas de Hollywood y celebrities internacionales, quienes presumen de un vientre casi plano y abdominales de acero durante e inmediatamente después de su embarazo.

Las tallas XS han llegado a las tiendas de moda premaman, en los gimnasios y centros de fitness cada día se ofrecen más actividades de deporte para mamás que se quiere mantener muy delgadas durante todo el proceso del embarazo, y /o perder los kilos ganados pocas semanas después de dar a luz.

Por supuesto que ganar peso comiendo de manera saludable y haciendo un moderado ejercicio físico durante el embarazo es muy beneficioso tanto para la madre cuanto para el bebé.

En este sentido hay actividades como seguir una alimentación equilibrada y pautada, dar paseos o hacer yoga para embarazadas que podrán ayudarnos a tener un estado de salud optimal durante este época tan importante de nuestra vida.

Pero es fundamental tener conciencia de que durante el embarazo nuestro cuerpo va a cambiar.

El nacimiento de un hijo es un acontecimiento que transforma nuestra vida, amplía nuestros horizontes y supone una experiencia única y sin vuelta atrás. El cuerpo acompaña este proceso, transformándose de una manera también única y propia de este estado.

Luego del embarazo, con tiempo, con compasión y comprensión hacia nuestro momento vital, volveremos a recuperar nuestro peso forma, si así lo necesitamos.

Es también fundamental pregorexiaque tomemos en cuenta los riesgos a nivel orgánico de no tener un estilo de vida saludable durante el embarazo.

La falta de vitaminas y minerales que acompaña a dietas muy restrictivas, puede perjudicar el estado de salud del bebé, el ejercicio excesivo, quitarnos las energías y momentos de descansos y relax que necesitamos para nuestra salud emocional y la del bebé.

Es más, el insuficiente aumento de peso de la mama puede provocar bebés prematuros, con bajo peso al nacer e incluso abortos.

En casos así, el bebé se queda más tiempo en terapia intensiva, tiene más problemas de infecciones, no come bien, presenta alteraciones metabólicas y todo esto pone en peligro su vida.

La restricción en el crecimiento intrauterino puede provocar que durante el trabajo de parto el bebé incluso pueda fallecer.

Si estás embarazada o te los estás planteando y tienes o has tenido problemas de alimentación o te sientes vulnerable con respecto a los cambios que este evento supondrá en tu cuerpo, consultar con un terapeuta podría ayudarte a vivir tu embarazo saludable, con aceptación y amor.