MTC y órganos de los sentidos II

Siguiendo con el tema iniciado en el artículo anterior, hablaremos esta vez del oído. El oído, según la Medicina Tradicional China es un sentido que pertenece al elemento Agua, así como la oreja,anatómicamente hablando, y el oído interno medio y externo como órgano funcional.

En relación a los órganos que rigen en cada elemento, ene este caso el Agua, relacionariamos el oído con el riñón. El riñón, por su parte, como garante y administrador de la energía que se nos da desde el nacimiento ( el Jing), manifiesta, entre otros signos, su estado y vitalidad en el oído. A medida que el Jing va descendiendo, normalmente por la edad ( aunque també los excesos lo disminuyen) es fácil que se vaya perdiendo audición , ya sea por deterioro de esta función o por que los huesecillos del oído sufren desgaste.

Si la energía del riñón se desequilibra será más fácil tener afecciones de oído como acúfenos, otitits, infecciones de vías altas o incluso pérdida de audición que con la edad serán más irreversibles. Así mismo, en periodos de mucho desgaste físico y/o emocional, el descenso del Qi de riñón puede contribuir a que se sufran afecciones auditivas, en forma de procesos agudos que remitirán si se equilibra de nuevo la energía del elemento Agua.

Incluso tradicionalmente, en la MTC, el tamaño de la oreja, del pabellón auricular. se considera como indicativo de la vitalidad de la persona. Si las orejas son grandes indicarán que la persona posee una buena energía de riñón , que su Jing, desde el nacimiento, le ha otorgado una buena salud de base, y no tanto si son más pequeñas. Por eso, simbólicamente, las imágenes de Buda suelen tener suelen tener siempre orejas de gran tamaño, como indicativo de vitalidad y buena salud.

Así que en periodos de mucho desgaste, cansancio o desequilibrio emocional ( sobre todo si intervienen muchos miedos) ciudemos nuestra energía de riñón. Eso ayudará a remontar el vacío de Qi generalizado y protegerá, a la larga , nuestra audición.