No puedes, no sabes, no eres capaz

no puedo

Imgina que tienes a este gigante encima tuyo que te repite constantemente «no puedes, no sabes, no eres capaz», seguramente no podrás, o dejaras de intentarlo.

Hay una frase que repito mucho e terapia que dice «cuidado con lo que te dices porque te lo puedes creer»

Posiblemente es una voz que fue externa (alguna persona significativa tuya que te lo decía de forma directa o sutil) , hasta que esa voz se interiorizo y te acompaña como tu sombra.

Por suerte estas voces, o mensajes se pueden trabajar en terapia; Se pueden plantear diferentes posibilidades como conseguir acallarlas, bajarles el volumen, aprender la intención positiva (para qué está, que tiene de bueno para ti) y trasformar la forma en que lo trasmite, Dar más voz a la otra parte de ti que confía en tus recursos, trabajar las heridas abiertas…. Cada persona es única y tendrá necesidades diferentes, esto quiere decir que lo que se trabaje en el proceso terapéutico y cómo se construye en la sesión junto con la persona.

Una primer consejo para empezar esta semana seria repetirte un mensaje para contrarrestar este dilapidante:

Cada vez que te digas «no puedo», podrías decirte algo así como ;» No puedo, menos cuando puedo»; «soy torpe, menos cuando no lo soy», «o Si te dices «soy inútil, añadir, menos cuando no lo soy».

Si esto lo interiorizas puede ser un pequeño (o gran) paso para cambiar la forma en como te hablas.

(nota: si quieres ver más imagenes humorísticas, donde muestra diferentes realidades de la mujer, sigue el link)

Alicia Romero (miembro del equipo Dendros) tambien ha creado una entrada en el blog que habla de la importancia de las palabras

eva aguilar