¿Para qué sirve el sexo?

¿Para qué sirve el sexo?

Cada persona del mundo podría dar miles de razones que respondieran a la pregunta “¿Para qué sirve el sexo?” (entendiendo sexo como “relaciones sexuales”). Son las mismas razones que daría para tener relaciones sexuales.

Y es que no hay un porqué, en realidad. Hay muchas razones por las que el sexo, las relaciones sexuales, son útiles para nuestro cuerpo y para nuestra vida en general.

1. Para concebir

La función más básica de las relaciones sexuales es la de conseguir un embarazo y, por lo tanto, asegurarnos de que la especie se perpetua y sobreviven nuestros genes.

Por supuesto, es una razón como cualquier otra para mantener relaciones sexuales. El problema es que, si simplemente tenemos relaciones sexuales para quedarnos en estado, llegará un momento, cuando hayamos conseguido el embarazo, en el que ya no tendrá sentido seguir teniéndolas. Y no hablemos ya de el momento en el que ya no queramos más descendencia o llegue la menopausia. ¿Renunciaremos entonces a las relaciones sexuales?

Es una opción, por supuesto, y es muy respetable que, por motivos ideológicos, culturales o religiosos alguien se acoja únicamente a esta razón para mantener relaciones sexuales.

2. Para desfogarse

Mantener relaciones sexuales, ya sea con uno mismo o en pareja, puede resultar realmente muy relajante. No sólo si llegamos al orgasmo, que por supuesto es una descarga de energía brutal, también si no llegamos y sólo nos excitamos.

Encontrar la manera de desfogarse, de relajarse y estar más tranquilo en nuestro día a día es imprescindible para sobrevivir en esta sociedad del “ir deprisa” y las obligaciones infinitas.

Hay muchas personas que consideran las relaciones sexuales como su principal vía de escape de la tensión acumulada, una razón como otra para tener relaciones y disfrutarlas.

3. Para reforzar la relación de pareja

Es innegable que, a pesar de que las relaciones sexuales no son el pilar principal de la pareja, sí que son uno de los componentes más importantes, por lo general.

En una relación de pareja puede haber mucho amor, mucho cariño, ser un buen equipo de trabajo, pero si no hay relaciones sexuales hay una parte de la vida íntima de pareja que se está viendo resentida casi con toda probabilidad.

Y es que las relaciones sexuales compartidas en pareja sirven para crear un momento de intimidad y de complicidad que se extiende más allá del rato en el que se está llevando a cabo la relación sexual propiamente dicha. Es decir, tener relaciones sexuales sirve a la pareja para generar una complicidad, un entendimiento, para encontrar una vía de comunicación diferente, que ayuda además a generar un clima más relajado y estable en casa. ¡Y todo esto gratis! ¿No crees que vale la pena?

4. Para pasarlo bien

El sexo, las relaciones sexuales, cuando son consentidas y deseadas por todos los que las llevan a cabo, pueden ser una gran fuente de disfrute y diversión. Las relaciones sexuales no deberían ser algo serio y trascendente, aunque sean importantes, pasarlo bien en el sexo es muy importante.

Hay muchas personas que disfrutan de su sexualidad como un pasatiempo. Se lo pasan bien experimentando nuevas sensaciones, probando posturas, juegos, y formas de relacionarse diferentes. Igual que hay personas que disfrutan tirándose por un puente atados por las piernas, hay personas que sienten ese subidón de adrenalina y buen humor con las relaciones sexuales.

Y tan válida es esta razón, que a muchas personas les puede parecer superficial, que cada una de las que he mencionado anteriormente. Al final lo que cuenta es que cada uno podamos reflexionar sobre qué es lo que nos mueve a tener relaciones sexuales y cómo podemos mejorarlas cada día.

Darle importancia a las relaciones sexuales sin magnificarlas ni que sean el centro principal de nuestra vida. Un equilibrio que parece complicado pero que no lo es tanto.

 

¿Cuál es tu razón para tener relaciones sexuales?