¿Para qué sirven los sueños?

 

Todas las personas vivimos cada vez que dormimos entre 30-40 sueños. Soñamos durante toda la vida, todos los días, y ya desde niñas/os. Muchas personas explican que no sueñan, pero simplemente es que no lo recuerdan. La verdad es que el fenómeno de soñar es universal al ser humano, y, por lo tanto, debemos suponer que tiene una función.

A día de hoy, la psicología no ha podido descubrir todos los misterios del hecho de soñar, no obstante, sí sabemos algunas cosas sobre para que nos sirve soñar.

 

¿Qué son los sueños?

Los sueños son narraciones que visualizamos, experimentamos y sentimos en la fase profunda del sueño o estado MOR (movimientos oculares rápidos, REM en inglés). Durante la fase del sueño (MOR o REM) las personas mueven sus ojos bajo los párpados.

A la fase MOR también se le llama sueño paradójico, porque precisamente, aunque es la fase más profunda del sueño, cuando estamos más desconectadas de nuestra consciencia, a la vez es también cuando nuestro cerebro está más activado durante las fases del sueño, de hecho, la activación cerebral es similar a la que tenemos cuando estamos despiertas.

 

¿Para qué sirven los sueños?

Aunque todavía el sueño resulta un misterio en muchos sentidos, sabemos que algunas de las funciones que cumple son:

  • Regulación emocional: es posible que durante el sueño expresemos y sintamos emociones relacionadas con situaciones que estemos viviendo o hayamos vivido en nuestra vida consciente, y precisamente esto, nos ayuda a elaborar emociones bloqueadas o miedos limitantes que se nos hace muy complicado hacer frente. De esta manera, no es extraño, por ejemplo, que una persona en duelo debido a la muerte de un ser querido sueñe con esta persona, y que experimente en el mundo onírico conversaciones, mensajes, despedidas.
  • Consolidación del aprendizaje: durante el sueño se asimilan los conocimientos que hemos adquirido durante el día. Puede ser que el sueño constituya un entrenamiento de estas nuevas habilidades o conocimientos. Por esto, es importante, después de dedicar un tiempo al estudio, poder tener un espacio para dormir, soñar, y de esta manera poder consolidar estos conocimientos.

¿Se pueden interpretar los sueños?

No de una manera genérica, pero sí de una manera personal y particular, teniendo en cuenta el marco de la situación vital de la persona. Quien mejor puede interpretar los propios sueños es una misma, ya que no dejan de ser un reflejo de nuestros miedos, deseos y preocupaciones, e igual que somos las expertas sobre nosotras mismas también somos quien más sabe sobre nuestros sueños.