Película de la semana; “EN BUSCA DE BOBBY FISCHER”


¿Qué ocurre cuando los padres fuerzan a sus hijos a cumplir su ideal frustrado? ¿Cuando se priva al niño de disfrutar su infancia?¿Cuando los valores están centrados sólo en el éxito?

Son los temas que trata la película “En busca de Bobby Fischer”, donde el protagonista “Josh” un niño de siete años con un talento especial para el ajedrez, tiene que lidiar con la presión que ejerce su padre, las inseguridades causadas por el miedo al fracaso y las faltas de entendimiento con su maestro. Nos plantea el dilema moral de educar hacia la búsqueda del éxito o hacia la búsqueda de la felicidad.
“Quizás sea mejor no ser el mejor, así si pierdes no pasa nada.”
Con esta frase Josh muestra el malestar que siente por no satisfacer las necesidades de su padre. Lo que me hizo reflexionar que, normalmente los padres quieren que los hijos se superen y se esfuercen, pero esos esfuerzos y esa superación deben de estar al alcance del niño o niña, no ha de depender del deseo de triunfo que tenga el adulto si no que la meta o el objetivo a lograr dependerá de las habilidades y el esfuerzo del hijo.
Los sueños quizás frustrados de los adultos no pueden ser compensados a través de los hijos, si depositamos en ellos unas expectativas muy altas y una presión excesiva en un futuro les generará sentimientos de frustración, inseguridades y la sensación de que hagan lo que hagan, o lo que logren, nunca será suficiente para sus padres.
Recuerdo un documental “No soy una estrella del rock”, que narra el proceso de crecimiento de la niña prodigio canadiense Marika Bournaki, en él que también muestra la presión familiar que ejercen sus padres, artistas frustrados, y la complejidad de las relaciones familiares cuando hay una sobrecarga de aspiraciones y se inicia una carrera profesional desde la infancia.
Creo que es importante no atribuir roles de adulto a los niños y respetar sus tiempos de ocio y de descanso. Hemos de respetar el derecho del niño al esparcimiento, el juego y las actividades recreativas.