¿Por qué hacer terapia?

maxresdefaultHacer terapia es comenzar un camino en el conocimiento de uno mismo. Siempre pensamos que sabemos cómo somos, pero nuestra vida nos lleva a enfrentarnos a todo tipo de retos. Nunca sabemos cómo puede afectarnos eso. Muchas veces estas experiencias nos enriquecerán y otras nos dolerán, pueden dejarnos un poco desorientados. La terapia nos resitúa en nuestro camino, nos da vías opcionales y nos proporciona herramientas para continuar haciendo nuestro trayecto. El psicólogo acompaña al paciente durante una parte del camino.

La mayoría de la gente cree que los psicólogos hacen ‘cambiar’ a las personas, que se conviertan en alguien diferente, pero eso no es así. Aunque tengas un problema no por eso tú eres un problema. Se trata de buscar aquello que no funciona bien y encontrar la solución que más te convenga conjuntamente. Pequeños cambios suponen a veces grandes diferencias.

Un psicólogo es una persona experta en unas técnicas terapéuticas y unas teorías sobre el ser humano, pero no tiene ‘el gran libro de las respuestas’. Lo que sí sabe un psicólogo es cómo ayudarte a ayudarte a ti mismo. El experto en lo que deseas para tu vida eres tú, aunque puede que por las circunstancias no lo puedas ver claramente.

En conjunto, la terapia busca dar otra perspectiva a la situación. No se debe tomar como un localizador de enfermedades o defectos sino un espacio personal de reflexión donde dar una explicación y un sentido al malestar, comprenderlo mejor y buscar la solución más general y adecuada para cambiarlo o solucionarlo.

Darte este espacio para trabajar sobre ti mismo es una señal de cariño y autocuidado, y un acto de responsabilidad hacia ti y hacia tu entorno. Y por si necesitas una prueba en datos, te dejo este enlace sobre un estudio científico mu interesante que muestra los efectos beneficiosos de la terapia sobre el cerebro de personas en tratamiento:

Enlace: La terapia normaliza el sistema límbico