¿ Prejuicio ?, confía y trabaja en equipo

¿Os ha pasado alguna vez que habéis hecho un prejuicio sobre una situación o una persona, y después os sorprendéis gratamente? A mi si, y lamentablemente esto nos pasa más veces de las que nos gustaría y muchas es una lástima. A menudo nos dejamos llevar por el prejuicio físico, otras veces por una forma de vida que prejuzgamos, otras por alguna condición de la persona, y otras porque relacionamos la situación o persona con otras situaciones o personas que no nos gustan demasiado. Vaya…, que entre unas cosas y otras pasamos más tiempo del que me imaginamos prejuzgando. Ojo, y no solo de situaciones o personas desconocidas sino también de compañeros de trabajo, de amigos, de vecinos, de familiares, de situaciones, etc.. y esto más que bueno o malo simplemente No es sano.

El prejuicio a parte de generar malestar nos lleva directamente a la desconfianza y nos sitúa en una situación de debilidad, ya que cuando desconfío, siento miedo y en consecuencia no nos sentimos seguros. Esta inseguridad nos impide consolidar nuestras relaciones dificultando el trabajo en equipo y el aprendizaje.

Cuando hablo de equipo me refiero tanto a la familia y pareja como al trabajo. Cualquier relación interpersonal se construye a través del respeto, sin prejuicios y en consecuencia desde la confianza mutua. El trabajo en equipo, en cualquiera de ellos, favorece el aprendizaje, nos da seguridad, nos garantiza resultados, previene el estrés y nos abre la puerta a un sinfín de oportunidades. Trabajar en equipo tiene muchos más beneficios, pruébalo, rompe tu prejuicio, confía en ti, confía en el otro y aventúrate a compartir.

Para reflexionar sobre ello, os dejo este vídeo.

Feliz semana